TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 11 de agosto de 2017

HUBLOT: Una visión compartida de la perfección

Hublot es un ejemplo perfecto de cómo es posible posicionarse en un mercado muy codiciado y competitivo como es el del lujo simplemente con sagacidad y valentía. Como sabéis, en el segmento del lujo la calidad superior se da por hecha. Si se quiere seducir a una selecta y adinerada clientela se tiene que estar en disposición de ofrecer una calidad superior como norma. Es en la forma de presentarla, en la venta, en donde se marca la diferencia, y en eso los comerciantes italianos son verdaderos expertos... En 1980 el italiano Carlo Crocco fundó la empresa relojera MDM Geneve. Una genial idea le vino al diseñar una innovadora correa de caucho natural que sería la seña de identidad de sus exclusivos relojes marcando un claro elemento diferenciador con el resto de marcas del segmento premium. Corrió un gran riesgo al no saber si su original creación sería aceptada en un mercado muy exigente. Pero con la suerte que acompaña a los intrépidos, la marca rápidamente conectó con el gusto de una influyente clientela ansiosa de innovación y exclusividad. Miembros de casas reales europeas y personalidades internacionales expresaron su preferencia por Hublot y alimentaron el creciente prestigio de la marca durante los 80-90. Junto con la innovadora correa de caucho, un bisel sujetado por 12 tornillos de titanio inspirado en el “ojo de buey” de las embarcaciones- “Hublot” en Francés – y el uso combinado de materiales especiales han creado una identidad única y un marcado carácter. Un reloj Hublot se ve a primera vista, y no por ser llamativo y extravagante como pueda ser un reloj Rolex, sino por esa mezcla de diseño “italiano” y un clasicísmo atemporal que le hace diferente a otros relojes especiales. Desde los 80 hasta nuestros días la innovación constante ha caracterizado a la selecta marca. La exitosa fusión de materiales como el oro y el acero pulido característica de los orígenes y de la Colección Hublot “Classic” alcanzó una nueva dimensión con la incorporación de Jean-Claude Biver a la empresa y con la presentación de la colección Hublot Big Bang a finales del 2004. La nueva colección refrescó la imagen de los relojes Hublot con multitud de modelos en los que por primera vez se fusionaron materiales nobles como el oro con la cerámica, el oro rojo con el tantal o el magnesio con el titánio. Supuso una atrevida innovación que obtuvo un éxito inmediato y llevó a la empresa a cuadruplicar sus ingresos en tan solo dos años. Es así como la línea Hublot Big Bang se hizo pronto con el grueso de la facturación con más de un 70%. En los últimos años ha dado a conocer espectaculares modelos como el Big Bang Ferrari Unico Editions, el Big Bang Unico Carbon, el Techframe Ferrari 70 Years Tourbillon Chronograph, (diseñado para Ferrari por sus 70 años) o su ultimo lanzamiento, el Big Bang Ferrari Unico King Gold, en edición limitada. Relojes exclusivos de una marca que evoluciona, pero conservando siempre su esencia.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...