TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 20 de abril de 2012

DE ESPANTO: Inauguran una monstruosa estatua de Kim Jong-il en Corea del Norte

Corea del Norte, un país aislado y empobrecido cuyos habitantes se mueren de hambre literalmente hasta el punto que deben arrancar la hierba de los parques para sobrevivir mientras el régimen comunista destina millones de dólares en armamento y desarrollar su industria nuclear para “defenderse” - según la propaganda oficial - de un hipotético ataque de un país enemigo, tiene motivos para seguir sufriendo. Y es que esta semana se inauguro una deforme estatua de Kim Jong-il, que se erigió al lado de una similar de su padre, el Genocida Kim Il-sung (fundador de la primera “dinastía” comunista del mundo) afeando aun más – si cabe el termino – el triste y monótono paisaje de la capital, Pyongyang. En efecto, el acto tuvo lugar al atardecer en la colina de Mansudae en Pyongyang, donde el primer ministro norcoreano, Kim Yong-nam, hizo un discurso en homenaje a Kim Jong-il y al fundador del país, Kim Il-sung, del que el pasado domingo se cumplió el centenario del nacimiento. Además, se produjo horas después del fallido lanzamiento de un polémico cohete de largo alcance que supuestamente debía poner en órbita un satélite de observación, y que se precipitó en el Mar Amarillo poco más de un minuto después de su despegue. Durante la inauguración de la espantosa estatua, el primer ministro llamó a la población a "trabajar con fuerza para construir un país fuerte y unido". La ceremonia la presidió el actual dictador norcoreano, Kim Jong-un, quien se cree tiene menos de 30 años y que apareció sonriente y distendido en los minutos finales, en los que intercambió comentarios con los funcionarios y militares que lo acompañaban. Antes de que la cadena estatal KCNA finalizara la retransmisión, se pudo ver cómo Kim Jong-un saludaba sonriente a los miles de congregados en el lugar, que antes habían depositado ofrendas florales en la plaza, decorada con coloridos globos y pancartas, y en la que también se lanzaron fuegos artificiales. La inauguración formó parte de los eventos con motivo del centenario del nacimiento de Kim Il-sung,que se celebraron el último domingo,lo que supuso la mayor celebración en la historia reciente del aislado país comunista. Y pensar que cuando llegue la hora de su caída, todo será barrido comenzando con aquellas monstruosas estatuas y las momias de aquellos asesinos que se exhiben grotescamente en el denominado Memorial de Kumsusan, que vemos al final de la nota ¿No seria mejor dar de comer a esa aterrorizada gente obligada asistir a esa nauseabunda ceremonia en vez de gastar millones en chorradas? Me pregunto yo. Lo que hay que ver.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...