TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 23 de septiembre de 2016

QUBA MERE DIWANE: El templo Yazidi más grande del mundo

Una noticia que nos trae The Guardian proveniente de Armenia da cuenta de la construcción en ese país del Cáucaso de un templo Yazidi, el cual será el más grande del mundo y que pretende convertirse en un símbolo de la capacidad de recuperación de una tradición religiosa perseguida implacablemente por décadas por los musulmanes, quienes los consideran como ‘adoradores del diablo’. El templo se está construyendo en Aknalich, una localidad ubicada a 35 km de Ereván, la capital armenia. Sus siete cúpulas rodearán un techo abovedado central, coronada con un sol de oro. Con una altura de 25 metros, el templo se construirá con granito y mármol procedente de Irán y tendrá una sala de oración de 200 metros cuadrados. El complejo también incluirá una sala de conferencias, seminarios y un museo. Será nombrado Quba Mere Diwane, y será el mayor templo Yazidi que se haya construido. El proyecto está siendo financiado por Mirza Sloian, un hombre de negocios yazidi que reside en Moscú, según Eurasianet , y está previsto que su construcción finalice el próximo año. "Este templo será importante para nosotros porque nuestra comunidad se enfrenta ahora al genocidio sistemático por parte de ISIS, que nos persigue con extrema violencia asesinando salvajemente a los hombres y violando colectivamente a las mujeres, que son convertidas en esclavas sexuales. Nuestra comunidad se encuentra diseminada por todo el mundo por lo que necesitamos templos donde reunirnos para mantener nuestra cultura e identidad ", dijo Ahmed Burjus de la rama británica de Yazda, una organización global yazidi . Sin embargo, cabe destacar que el complejo que se levanta en Aknalich no está destinado a eclipsar a Lalesh, el templo más sagrado Yazidi , situado a 36 millas al norte de Mosul, en el norte de Irak. Se espera que los seguidores de la fe Yazidi puedan hacer una peregrinación por lo menos una vez en su vida. "Lalesh siempre será única" acotó por su parte Khdr Hajoian, vicepresidente de la Unión Nacional Yazidi, quien agregó que del 15 al 20 de septiembre se realiza un peregrinaje anual a la tumba del jeque Adi at Lalesh, al norte de Mosul, donde llevan a cabo abluciones rituales en el río, en el cual también practican sacrificios de animales y la circuncisión. Actualmente son el grupo minoritario más grande de Armenia , con una población de alrededor de 35.000 personas, aunque muchos han tenido que salir del país para trabajar en Rusia. Este misterioso grupo religioso – conocido como el pueblo del Pavo Real – tuvo su origen en un área situada entre el este de Turquía y el norte de Irak, donde fueron duramente reprimidos a causa de su religión y asesinados por miles durante el Imperio Otomano. Su ser supremo se conoce como Yasdan. Se lo considera de un nivel tan elevado, que no se le puede adorar directamente. Es una fuerza inactiva, el Creador del mundo, no su guardián. Siete grandes espíritus emanan de él, de los cuales el más grande es el ‘Ángel Pavo Real’ conocido como Malak Taus, ejecutor activo de la voluntad divina. El pavo real en el cristianismo primitivo era un símbolo de inmortalidad, porque su carne no parece descomponerse. Se considera a Malak Taus como el álter ego de Dios, inseparable de él, y en ese sentido, el yazidismo es monoteísta. Los yazidíes le rezan a Malak Taus cinco veces al día. Su otro nombre es Shaytan, que es la palabra árabe para diablo, y esto es lo que ha hecho que se etiquete erróneamente a los yazidíes como ‘adoradores del diablo’. Perseguidos con saña y victimas de sangrientas represalias durante décadas, los Yazidis se describen a si mismos como "un pueblo de 72 genocidios". El ataque más reciente fue en el norte de Irak - hasta hace poco, el hogar de 90% de los yazidis - en el 2014. ISIS asesinó a miles de ellos en los alrededores de Sinjar, secuestrando a las mujeres para utilizarlas como esclavas sexuales, obligando al resto (aproximadamente unos 50.000) a refugiarse en las montañas, donde fueron sitiados por estos criminales, quienes pretenden exterminarlos. En junio, la Comisión Internacional Independiente de Investigación de la ONU sobre Siria, determinó que ISIS esta cometiendo un genocidio contra los yazidis en el norte de Irak, pero hasta el día de hoy la comunidad internacional no hace nada para detener tal masacre. Miles de ellos ahora viven en miserables campos de refugiados en el norte de Irak y en Turquía, o se han dispersado por toda Europa . "La gente está sufriendo por problemas psicológicos y médicos en esos atiborrados campos, sin trabajo y sin futuro", dijo Burjus. "Incluso en Europa, ningún país ha reconocido a los Yazidis como un grupo distintivo. Nuestro destino no está en nuestras manos” aseveró. Alemania es el hogar de comunidad de la diáspora más grande de Europa. De acuerdo con Burjus, hay menos de 700 yazidis en el Reino Unido. “El problema es que los gobiernos europeos nos clasifican como ‘kurdos’ cuando no tenemos nada que ver con ellos. Nuestra fe se deriva del zoroastrismo, el cristianismo y el Islam. Por ese motivo hemos sido denunciados como ‘infieles’ por los extremistas islámicos, e injustamente acusados de ser adoradores del diablo” añade. Los Yazidis no aceptan conversos, asimismo no se les permite casarse con quienes no lo son e incluso con yazidis de una casta diferente. Además de ser perseguidos por sus creencias religiosas, las comunidades están dispersas por el mundo debido a las presiones económicas. "Los Yazidis no están en buena posición para manejar los desafíos a los que se enfrentan", dijo Christine Allison, profesor de estudios kurdos en la Universidad de Exeter."Ellos se encuentran fragmentados, por lo que son mas vulnerables y además pasan grandes dificultades socioeconómicas. Existe por ello el riesgo de los Yazidis no sobrevivan en un futuro cercano o al menos terminen convertidos en una comunidad mucho más pequeña dentro de una generación" puntualizó.

viernes, 16 de septiembre de 2016

JERUSALEM 1000 -1400 (EVERY PEOPLE UNDER HEAVEN): Una exposición en el MET que muestra el dinamismo y la tolerancia en la Jerusalén medieval

Pocas ciudades de tan pequeña extensión - algo más de 125 kilómetros cuadrados, la mitad de la isla de Manhattan - han provocado tanta pasión, fervor místico, apasionados debates, sangrientas matanzas y polémicas que parecen infinitas …Jerusalén, etimológicamente. Como sabéis, Al Quds (La Santa en árabe) actualmente ocupada por los sionistas quienes se la arrebataron a sus legítimos dueños los palestinos, no solamente es una de las ciudades más antiguas del mundo, sino el único centro sagrado que comparten grandes religiones monoteístas como el cristianismo y el islam. Es por ese motivo que el Museo Metropolitano de Nueva York (MET) aborda una iniciativa inédita: la reconstrucción de la cultura y la estética que enriquecieron a la ciudad entre los años 1000 y 1400, una de las épocas de mayor prosperidad del lugar, cuando se decía que acogía a "todas las personas bajo el cielo" no para implicar origen religioso sino geográfico. Durante el periodo, Jerusalén era un centro turístico donde se podían encontrar personas de diversa procedencia, un gran centro comercial de objetos, textiles y joyas traídas desde la India y, finalmente, un crisol de peregrinos, estudiosos y académicos. ’Jerusalem 1000–1400: Every People Under Heaven’ (Jerusalén 1000—1400: Toda persona bajo el cielo) busca reconstruir cómo la preocupación casi universal, por la ciudad cimentó, pese a la inestabilidad provocada por las Cruzadas (1099 -1291), organizadas para liberar a la llamada Tierra Santa de manos de los musulmanes, uno de los periodos más creativos de la historia y jugó un papel clave en la cultura medieval. La exposición, una de las grandes ofertas del museo neoyorquino para la temporada de otoño-invierno, se celebrará entre el 26 de septiembre y el 8 de enero del 2017. "En estos siglos, Jerusalén era el hogar de más culturas, religiones y lenguas que nunca se había conocido", dicen los organizadores. "Tanto en los tiempos de paz como de guerra, la ciudad siguió siendo una fuente constante de inspiración que dio como resultado un arte de gran belleza y complejidad fascinante", añaden desde el museo, desde el que hacen hincapié en el carácter inédito de la exposición, un evento de alto esfuerzo, con 200 objetos cedidos por 60 centros prestamistas de varios países. La exposición examinará seis factores específicos que hicieron de Jerusalén medieval una fuente excepcional de inspiración artística. Los tres primeros son el pulso del comercio y el turismo; la diversidad de los pueblos que habitaban la pequeña ciudad - entre ellos persas, turcos, griegos, sirios, armenios, georgianos, etíopes y europeos - y el ‘aire de santidad’, con revelaciones tan singulares como la confusión de los mapas medievales, que muestran a los cristianos reconvirtiendo en santuarios cristianos a la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa (lugares santos musulmanes en la actualidad) y donde antiguamente se ubicaban el Templo de Herodes y el Palacio de Salomón respectivamente. El segundo trío de factores son las guerras religiosas, que pusieron en pie ejércitos y países para hacerse dueños de la ‘Ciudad Santa’ para cristianos y musulmanes (debido a que en ella predicó Jesús y fue testigo de su Pasión y Muerte por obra de los judíos, así como el lugar donde se afirma que Mahoma ascendió a los cielos); lo que el MET llama ‘la generosidad de los clientes’, donde se presentan donativos como el de Melisenda, la reina de los francos-armenios, que entregó un célebre salterio a las iglesias, y la promesa de eternidad común al cristianismo y el islam, que consideran que Jerusalén se sitúa en las puertas del cielo. Los habitantes de la ciudad medieval preferían ropas de India y China. Entre los objetos más notables de la muestra destacan joyas y textiles traídos de esos lejanos países porque eran los vestidos preferidos por los jerosolimitanos (gentilicio de los vecinos de la ciudad), que mostraban también un carácter abierto, mundano y tolerante en el aspecto personal; joyas musulmanas que formaban parte del ajuar de novias cristianas; ejemplares de libros del Evangelio en árabe, griego, armenio y siríaco; una Biblia samaritana en una escritura particular y el libro bíblico de los Reyes en Ge'ez, el idioma de Etiopía, entregado como regalo por el emperador etiope a su comunidad en Jerusalén. Se exhiben también cinco capiteles esculpidos de la Iglesia de la Anunciación en Nazaret pertenecientes a la Comunidad Franciscana de Jerusalén. Estas obras, impecablemente conservadas, no fueron descubiertas hasta principios del siglo XX, y demuestran la habilidad y la imaginación de los escultores y la relación dramática entre la fe y el arte durante el breve pero excepcionalmente fértil período cruzado. La intensificación de la cruzada tanto en el cristianismo y la jihad en el Islam está presente con piezas artísticas, de especial relevancia en el presente, donde se busca ‘justificar’ la guerra santa, presentándola como si hubiera sido sancionada por Dios. Asimismo, un manuscrito representa las exquisitas armas creadas para Saladino - quien arrebato la ciudad a los cruzados y puso fin al dominio cristiano en 1187 - mientras que una efigie esculpida muestra a un noble francés, vestido con una armadura con la que, de morir en combate, entraría en el paraíso. Completan el catálogo piezas de deslumbrante belleza entregadas como dádivas por el sultán mameluco de Egipto Al-Màlik an-Nàssir Muhàmmad ibn Qalàwun, y obras maestras de procedencia persa, que atestiguan el papel clave de la Ciudad Santa en la vida de Mahoma y en la tradición de la fe musulmana, así como un imponente cofre de piedras preciosas que representa la Jerusalén Celestial como los cristianos la imaginaban (Y pensar que ahora se encuentra ocupada militarmente por los enemigos de la paz y dividida por el odio,con los palestinos arrojados de sus tierras ancestrales y donde la tolerancia es cosa del pasado)

viernes, 9 de septiembre de 2016

LA PUERTA DE BRANDEBURGO: 225 aniversario del símbolo de Berlín

Ubicada en uno de lo más importantes puntos de la capital alemana, la mítica Puerta de Brandenburgo (Brandenburger Tor) inaugurada en agosto de 1791, ha albergado importantes eventos dentro de la historia europea. Fue el emperador Federico Guillermo II quien en el año 1788, encargó la puerta al arquitecto Carl Gothard Langhans. Se trataba de un boceto en estilo clasicista inspirado en una puerta de la Acrópolis de Atenas. Durante el siglo XVIII, Berlín recibió el sobrenombre de Atenas junto al Spree, tras convertirse en el centro cultural de Europa. Ya en el año 1793, la puerta fue coronada con una cuadriga. Este proyecto fue presentado por el artista Johann Gottfried Schadow y la escultura muestra un carro triunfal tirado por cuatro caballos. En el diseño original, su conductora no era la diosa de la victoria sino Eirene, diosa griega de la paz. No pasó mucho para que, esta “Puerta de la Paz“ se volviera un escenario de guerras. En 1806 Napoleón venció a Prusia y las tropas francesas celebraron el triunfo en la puerta. Napoleón hizo desmontar la cuadriga y se la llevó a París para que fuese expuesta como trofeo. Tras de la victoria de Prusia contra Napoleón en 1814, el general Ernst von Pfuel recuperó la cuadriga. Su familia tuvo el privilegio de cruzar por la puerta, algo reservado únicamente a los emperadores. Karl Friedrich Schinkel convirtió la puerta en un arco del triunfo para Prusia y la diosa de la paz fue sustituida por la diosa de la victoria, con el águila de Prusia y la Cruz de Hierro. También, los nacionalsocialistas supieron aprovechar la puerta para sus ceremonias y en 1933 celebraron la llegada de Adolfo Hitler al poder con un impresionante desfile de antorchas. Bajo el III Reich, fue escenario de imponentes paradas militares y el lugar donde se levanta la Puerta de Brandeburgo fue transformado y se encontraba rodeado de columnas coronadas con águilas nazis, y profusamente adornada con banderas. Como sabéis, según los planes urbanísticos de Albert Speer, Berlín debería convertirse en Germania, la capital del mundo, con un gigantesco arco del triunfo y otras construcciones monumentales. Si bien para ello estaba previsto derribar muchos edificios, pero no la Puerta de Brandeburgo. La llegada de la II Guerra Mundial impidió que se lleven a cabo esas modificaciones y por el contrario, Berlín fue victima de incesantes bombardeos de los enemigos del Reich que arrasaron gran parte de la ciudad. La Puerta de Brandeburgo sobrevivió a esos ataques, pero con graves daños. Con la división de Berlín, quedó en el sector soviético. Pese a las diferencias, tanto Berlín Oriental como Berlín Occidental trabajaron para reconstruir la puerta. Por suerte, se conservaba un molde de la cuadriga realizado por los nazis en 1942 y pudo ser reconstruida en 1957, aunque los comunistas ordenaron suprimir el águila de Prusia y la Cruz de Hierro por considerarlas ‘símbolos del militarismo alemán’, manteniéndose así hasta el derrocamiento de la dictadura en 1989 en Alemania Oriental y la reunificación de la ciudad, cuando volvieron a ser añadidos y la cuadriga volvía a estar completa. Actualmente, turistas de todo el mundo posan ante la puerta convertida en símbolo de Berlín y sirve de escenario para selfies, fiestas de Año Nuevo, conciertos, discursos y manifestaciones. En el Mundial de Alemania 2006, la puerta se convirtió en el mayor escenario del país con las celebraciones de los aficionados y el llamado Public Viewing. Con sus 225 años de historia, la puerta es un testimonio de los cambios ocurridos en Europa y es uno de los pocos monumentos de Alemania que generan tantas esperanzas para un futuro en paz.

viernes, 2 de septiembre de 2016

THE CODEX FORI MUSSOLINI: Revelan el mensaje que el Duce dejó para las generaciones futuras

Los investigadores Bettina Reitz-Joosse y Han Lamers, de la Universidad de Groninga, Países Bajos, han estudiado por primera vez el contenido de un texto que describe el régimen fascista italiano y que se encuentra escondido debajo del obelisco ubicado en el Foro Mussolini - hoy Itálico - en Roma en 1932, informa The Telegraph. Como el original del texto sigue enterrado bajo los bloques de granito del monumento, de 300 toneladas, para estudiar su contenido y reconstituir el mensaje los científicos utilizaron fuentes alternativas, como fragmentos de copias y testimonios encontrados en archivos y bibliotecas de la capital italiana. El texto original, escrito en latín en un pergamino, es un panegírico sobre el ascenso del fascismo y las hazañas de Benito Mussolini. El autor es Aurelio Giuseppe Amatucci, que escribió 1.200 palabras divididas en tres partes. La primera parte narra la historia general de los logros del fascismo y el ascenso de Mussolini. Italia se describe en esta parte como un país que se encontraba al borde de la catástrofe tras la Primera Guerra Mundial y fue rescatado solo gracias a Mussolini, que "regeneró el país a través de su visión sobrehumana y firmeza", cita el texto Lamers. "El texto presenta al Duce como una especie de nuevo emperador romano y también, mediante el uso de lenguaje bíblico, como el salvador del pueblo italiano", explica el experto. La segunda parte se refiere a la Unión Fascista de la Juventud y los programas de este movimiento. Finalmente, la tercera parte relata la historia de la construcción del Foro Mussolini. Junto al texto se encuentra una medalla que presenta a Mussolini ataviado con una piel de león sobre su cabeza. No era raro en el Renacimiento -explican los expertos- que se colocaran medallas bajo los obeliscos. Pero el descubrimiento de un texto largo y detallado, aseguran que no tiene precedentes. Pero ¿porque está escrito en latin? La doctora Bettina Reitz-Joosse (quien junto a Han Lamers detallaron su descubrimiento en el libro The Codex fori Mussolini: A Latin Text of Italian Fascism) sugiere que el autor escogió una lengua del pasado para trazar un vínculo entre el Imperio Romano y el régimen fascista, que se consideraba su heredero. Además, Mussolini estaba intentando restablecer el latín como la lengua internacional del fascismo. "Si bien estos planes no tuvieron éxito, el documento cumple su propósito original al enviar la voz del fascismo hacia el futuro. El texto está aún allí y no podemos alcanzarlo. Todo lo que hacemos es estudiarlo y analizar sus estrategias, poner el texto en contexto y permitir que comunique su mensaje a las nuevas generaciones, que llega en el mejor momento ahora que en Europa vuelve a cobrar fuerza el nacionalismo" puntualizó.

viernes, 26 de agosto de 2016

EL PATRIMONIO HISTÓRICO DE YEMEN: Una victima de la guerra

Arde el cielo y abrasa la tierra en el Yemen. Entre los incesantes bombardeos se pierden vidas humanas y un patrimonio milenario. En efecto, los ataques de la infame coalición liderada por Arabia Saudita en alianza con EE.UU. e Israel - quienes tienen para ello el invalorable apoyo de ISIS y Al Qaeda - han dañado y destruido 47 sitios arqueológicos yemeníes. La cifra y la voz de alarma proceden de la Organización General de Antigüedades, Museos y Manuscritos (Goamm, por sus siglas en inglés). Así por ejemplo, la ciudad amurallada yemení de Shibam, conocida como el 'Manhattan del desierto', por sus impresionantes torres del Siglo XVI, ha sufrido gravísimos daños. Este acto de barbarie, como explica el periódico The Art Newspaper, ha pasado lastimosamente inadvertido frente a lo que ocurre en el norte de Irak o Siria, con la destrucción de ciudades milenarias como Palmira o Nimrud, como el saqueo del Museo de Mosul por obra de las bestias sionistas de ISIS, pero la tragedia es de las mismas dimensiones. De hecho, la contabilidad de esta monstruosidad deja un panorama yermo. En ella se incluye la destrucción total o parcial de tres sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Saná, Zabid (antigua capital de Yemen en los siglos XII y XV) y Shibam. A esta pérdida se suman los destrozos que ha sufrido la mezquita de Qubbat al Mahdi - la tercera más antigua del país y construida hace 1.200 años - en la capital Saná. Un ataque suicida de ISIS en junio pasado causó enormes desperfectos en el monumento religioso. Sin embargo, estos actos abominables son virtualmente ignorados en occidente. ¿Las razones? Primero, el país queda muy lejos y segundo es una de las naciones más pobres de la tierra. Por si no fuera suficiente, al ser un acto de agresión perpetrado por Arabia Saudita, EE.UU. e Israel a un país soberano para impedir la consolidación de los huzies pro iraníes en el poder - lo que significaría el avance de la influencia de Teherán en la región, lo que es visto como un gran ‘peligro’ por los agresores - la prensa occidental manipulada como siempre por Washington, decide no dar cobertura a los hechos, como si no ocurrieran. Visto de esa manera ¿cómo Yemen puede proteger y defender un patrimonio que además es poco conocido y está infravalorado? Tanto es así que “no tiene llamativas antigüedades clásicas como si posee Palmira [en Siria]”, apunta Samir Abulac, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) en The Art Newspaper. Gran parte de esta destrucción procede desde mayo del 2015, de la coalición prooccidental que lidera Arabia Saudita. Sus indiscriminados ataques aéreos de ‘castigo’ contra la población civil por haber expulsado del poder al golpista Abdu Rabu Mansour Hadi (lacayo de Riad) y que han causado hasta el momento miles de muertos contribuyen al desastre. “Los sauditas sienten desprecio por los símbolos yemenies y desde el comienzo mismo del conflicto, bombardearon el centro histórico de Saná, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Se trata de una antigua ciudad conocida por sus palacios preislámicos y por ser un centro de difusión del islam en el sur de Arabia. En buena medida amurallada y con varias puertas aún en pie, en su interior se apiñan los edificios, algunos de los cuales alcanzan los cinco pisos de altura. Las casas son de piedra y ladrillo, y el ornamentado exterior de muchas de ellas aún posee ventanas cubiertas por celosías de madera y provistas de hojas de alabastro. Los bombardeos destruyeron cientos de casas y sepultado a miles de sus habitantes bajo los escombros. Es difícil imaginar que estos inestimables tesoros arquitectónicos o sus ocupantes civiles tengan algún valor militar que justifique el ataque criminal” reflexiona Abulac. Lo mismo podríamos decir de la destrucción el pasado junio de un tesoro: la fortaleza medieval de Al Qahera en Taiz, situada estratégicamente en la cima de un monte que domina la ciudad, en los siglos XIII y XIV fue un importante centro bajo la poderosa dinastía Rasulid. Idéntico final tuvo un mes antes, en mayo, el Museo Regional de Dhamar, que quedó convertido en escombros. En medio de ese caos se recuperaron unos 700 objetos. Eso sí, la justificación de Arabia Saudita fue que los huzies “escondían allí armas” algo ridículo desde todo punto de vista teniendo en cuenta que había vigilancia en las salas las 24 horas del día. Los aviones saudíes también lanzaron otro proyectil sobre uno de los tramos mejor conservados de la presa de Marib, mencionada en el Corán y relacionada con la legendaria reina de Saba. Por su parte, el coordinador de la Organización para la Conservación de las Ciudades Históricas de Yemen, Nabil Monasser, señaló que durante los bombardeos del territorio del país por la coalición árabe fueron dañados miles de monumentos de la antigüedad; también indicó que la mayor parte de daños provienen de ataques aéreos, no de acciones terrestres, y que durante estos ataques, además de resultar destruidos una serie de edificios históricos de gran valor patrimonial, también perecieron sus habitantes. El absoluto desprecio saudita por el patrimonio islámico de Yemen no debería sorprender, ya que el odio wahabí por los santuarios lo llevó a destruir numerosos edificios históricos en La Meca durante el último siglo. Sea como fuere, esta destrucción tiene que terminar. Ya se ha perdido demasiado. Como el yacimiento de Baraqish, cuyo templo y murales habían sido restaurados hace poco. “Luego del primer bombardeo de la ciudad antigua de Saná, los sauditas ‘prometieron’ no repetirlo. Pero lo hacen una y otra vez, demostrando con ello la falsedad de sus palabras”, relata Nagi Thowabeth, director de la Organización General para la Preservación de los Yacimientos Históricos en Yemen (GOPHY). Estas atrocidades deben ser detenidas de inmediato, porque en este terrible juego de destrucción pierde la historia, pierde la vida y pierde el patrimonio de toda la humanidad. O sea, de todos nosotros.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...