TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 17 de agosto de 2018

ISIS: Entre las ruinas del ‘califato’

Toca referirnos en esta oportunidad a esa bestia sionista alimentada durante años por los EE.UU. para desatar el terror en Siria e Irak para ‘justificar’ su intervencionismo en aquella estratégica región. Pero de nada les valió que sean armados y entrenados en campos de Turquía y Jordania por instructores de la CIA y el Mossad israelí, cuyo cabecilla - Abu Bakr al-Baghdadi - era precisamente un agente del Estado sionista, llegando en sus primeros años de sangrienta actividad a apoderarse de grandes extensiones de territorio sirio e iraquí, instaurando un ilusorio ‘califato’, para que al final sea aplastado inmisericordemente por la aviación rusa, que lo arraso bajo toneladas de bombas y envió al infierno a los máximos responsables de aquella pesadilla, quienes como sabéis, se ensañaron con la población civil cometiendo monstruosas atrocidades, así como la destrucción de su riquísimo patrimonio cultural, ya que lo que no pudieron venderlo en el mercado negro, simplemente los dinamitaron. Hoy ISIS forma parte del pasado, y si aun han quedado algunos elementos - protegidos obviamente por los EE.UU. e Israel - no volverá a ser lo mismo nunca más. "Los que alguna vez quisieron ser feroces, ahora son patéticos, una causa perdida", admitió Brett McGurk, representante especial del Criminal de Guerra Donald Trump, lamentando no haber podido hacer mas por ellos debido a la intervención rusa en el campo de batalla, que fue determinante en su caída. Cuando uno piensa en ISIS en la cima de su poderío, es impresionante lo estrepitoso que ha sido su colapso. A mediados del 2014, el grupo controlaba una población de siete u ocho millones de personas, campos petrolíferos y refinerías, enormes depósitos de granos, lucrativas rutas para contrabando y enormes reservas de armas y municiones, además de parques enteros de poderosa maquinaria militar moderna proporcionados por Washington. Su capital económica era Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak. Es así, como gracias a los EE.UU., ISIS fue la fuerza terrorista más poderosa, más rica y mejor equipada que se haya visto jamás. Sin embargo, este proyecto infame ha quedado reducido a escombros. Desde la intervención rusa en Siria ordenada por el Presidente Vladimir Putin para acabar con la bestia sionista, han sido liquidados unos 60.000 terroristas, según militares estadounidenses de alto rango.Ya no existe la administración del ‘califato’ ni los campos de entrenamiento. El flujo de propaganda, esencial para promover una serie de atentados en Europa por obra de los ‘refugiados’ ha desaparecido completamente. Ante la imposibilidad de ‘restaurar’ su dominio en Siria e Irak, se estaría evaluando por parte de los EE.UU. de trasladar a los remanentes de esa organización criminal a otras zonas ‘calientes’ del planeta como el Cáucaso ruso (Chechenia) y el lejano oriente chino (Uiguristán) donde los musulmanes son mayoritarios, con el fin de infiltrarse en la población, pero se duda que sus planes rindan frutos. Entre la multitud de sus crímenes cometidos en contra de la humanidad, se encuentra la destrucción de invaluables monumentos de gran valor histórico o artístico. Esta bestialidad tenia como objetivo - afirmaron - “borrar de la faz de la Tierra la herencia cultural de pueblos, que pecaban de idolatría”,pero lo cierto es que arrasaron lo que no pudieron robar. Así, algunos de los grandes monumentos destruidos por estos miserables fueron: 1.- Palmira (Siria) Situada unos 250 kilómetros al este de Damasco, esta ciudad, que vivió su máximo esplendor a mediados del siglo III bajo el reinado de Zenobia, prosperó como un oasis en el desierto y una parada para caravanas en la ruta de la seda. Sus avenidas de columnatas y templos se conservaron en buen estado hasta el siglo XX. Convertida en un centro turístico, cayo en manos de ISIS en el 2015 , que la sometieron a una destrucción sistemática: El 23 de agosto de ese año volaron el templo de Baal Shamin, de 1.900 años de antigüedad y de los mejor conservados, dedicado al dios fenicio de las tormentas. Derribaron a su vez el Templo de Bel, una de las mayores estructuras del lugar, y el Arco del Triunfo, una puerta de entrada a la ciudad que llevaba allí 2.000 años; 2.- Hatra (Irak) Construida en el siglo III a.C fue la capital del reino de los partos, en los límites del imperio romano, y un gran centro comercial de la ruta de la seda. Con una arquitectura que combinaba elementos griegos y romanos con características orientales, el conjunto fue designado patrimonio mundial por la UNESCO en 1985. Los sionistas arrasaron la ciudad en marzo del 2015. En abril de ese año difundieron un vídeo en el que destruían estatuas mazo en mano y con armas automáticas; 3.- Nínive (Irak) La capital del imperio asirio, que se extendió hasta dominar buena parte del mundo antiguo entre el 600 y el 900 a.C, donde en el 2015 destruyeron o desfiguraron muchas estatuas de gran valor artístico que estaban expuestas en el Museo de la Civilización de Mosul. Al saqueo del museo hay que añadir el de la Biblioteca Pública Central, un edificio histórico construido en 1921 que fue volado con dinamita y donde miles de libros y manuscritos centenarios desparecieron entre las llamas; 4.- Nimrod (Irak) La primera capital asiria, fundada hace 3.200 años a unos 30 kilómetros al sudeste de Mosul, termino dinamitada en el 2015. Los terroristas utilizaron excavadoras para derribar varios monumentos significativos, entre ellos los grandes toros alados que custodiaban las entradas a sus palacios. Como podéis notar, la destrucción de este patrimonio es en su mayor parte irrecuperable y van a pasar años para restaurar en parte algo de lo destruido. Lo único bueno de todo es que los responsables han sido casi exterminados y que mejor para graficar su irreversible caída con la imagen de ese cerdo de al-Baghdadi muerto en su refugio subterráneo por misiles inteligentes rusos en junio del 2017. Por lo visto, todo tiene su final.

viernes, 10 de agosto de 2018

LA BIBLIA DE LYGHFIELD: Un raro ejemplar que “atestigua la historia” del cristianismo

Un ejemplar de la Biblia escrito en el siglo XIII de incalculable valor histórico ha sido recuperado intacto tras permanecer extraviado de la biblioteca de la Catedral de Canterbury (Reino Unido) durante casi 500 años, informa esta semana The Guardian. El manuscrito es conocido como la Biblia de Lyghfield, en referencia al monje local a quien perteneció originalmente. El volumen, que se cree que fue producido en París, consiste de 690 páginas hechas de vitela -un tipo de pergamino de piel de becerro - especialmente fina y costosa, e incluye sofisticadas cubiertas e ilustraciones, al gusto de la época. La Biblia de Lyghfield se perdió luego que la Catedral fuera disuelta durante la Reforma en 1539, ya que las colecciones también se dispersaron con muchos volúmenes destruidos o desmontados para reutilizar los materiales. El ejemplar es la única versión completa de la Biblia que se conservó de la biblioteca de Canterbury, la sede del clérigo superior de la Iglesia anglicana. Antes de la disolución de los monasterios proclamada por el rey Enrique VIII de Inglaterra en 1536 en medio de la reforma protestante, la colección contaba con unos 30.000 volúmenes, de los cuales hoy solamente se conservan 30. La Biblia de Lyghfield fue adquirida recientemente por un valor de 100.000 libras esterlinas (unos 111.000 euros) con ayuda del Fondo a favor del Patrimonio Nacional (NHMF) y de donaciones privadas durante una venta de libros y manuscritos raros llevada a cabo en Londres. El regreso del manuscrito, considerado uno de los más grandes tesoros de la catedral, “es de gran importancia para nosotros tener aquí en nuestras colecciones una copia del texto cristiano central que fue propiedad de uno de los últimos monjes de la comunidad monástica medieval”, expresó Cressida Williams, directora del archivo eclesiástico local. "Esta Biblia guarda testimonio de las convulsiones de la Reforma, una época que ha definido lo que es la catedral [de Canterbury] hoy en día", de modo que el valioso volumen "tendrá un papel clave" a la hora de familiarizar a los visitantes con la historia local, concluyó Williams. A su turno, Sir Peter Luff, presidente del NHMF, dijo que los fideicomisarios acordaron que era imperativo guardar el libro, que fue vendido por un coleccionista privado, para la nación. “No solo es un libro increíblemente raro directamente relacionado con uno de los períodos más turbulentos de la historia británica, la Biblia de Lyghfield también es exquisitamente hermosa” aseveró. Como sabéis, la catedral de Canterbury - donde la Biblia será exhibida al público - fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988. Situada en el condado de Kent es considerada como una de las iglesias góticas más hermosas del mundo.

viernes, 3 de agosto de 2018

MOUNT OLYMPUS: El hogar de los dioses

Considerado con justa razón como un lugar sagrado por los antiguos griegos, el Monte Olimpo - que en griego quiere decir “el más alto entre lo más alto” - tiene casi 2.919 metros y es la montaña más alta de Grecia y la segunda de mayor altitud de Los Balcanes tras el Musala de Bulgaria, con 2.925 metros. Situado entre las regiones griegas de Tesalia y Macedonia, es una reserva natural desde 1938 y Patrimonio Natural de la Unión Europea en su categoría de Reserva de la Biosfera desde 1981. Aunque en el mundo hay hasta 18 montañas más con el mismo nombre, incluyendo varias en las islas griegas, ninguna de ellas alberga la fama, la mitología y el misterio que siempre rodeó al Monte Olimpo. Precisamente en su honor, la montaña más alta del Sistema Solar también recibe este nombre, un volcán situado en Marte y que tiene más de 25 kilómetros de altitud. Según la mitología griega “el luminoso” era el hogar de los dioses olímpicos, que son los principales dioses del panteón griego, presididos por Zeus. Homero fue uno de los primeros poetas que han descrito la cumbre como un lugar de palacios maravillosos donde los dioses eran entretenidos por las musas (La Ilíada Canto XI, 135). Según los griegos, los cíclopes habían construido los palacios de oro donde residían los dioses. Tras su victoria en la Titanomaquia, estos establecieron su morada en el Monte Olimpo. Esta lucha fue entre los dioses (Zeus, Poseidón, Ares y Hades), ayudados por los Gigantes y los Hecatónquiros, contra Crono y los Titanes. Doce fueron reconocidos como olímpicos y son los principales dioses del panteón griego: Zeus, Hera, Poseidón, Ares, Hermes, Hefesto, Afrodita, Atenea, Apolo y Artemisa; mientras que Hestia, Deméter, Dioniso, Hades, Perséfone, Eros, Hebe, Asclepio, Pan y Heracles, luego de ser divinizados, eran los dioses variables que completaban la docena, los cuales conformaban el Concilio de los Dioses que moraban en sus palacios levantados en la cima del monte sagrado. De todos ellos, solo Hestia, Deméter, Hera, Hades, Poseidón y Zeus eran hijos de Crono y Rea. Se puede incluir en la lista a Hades, pero no posee trono en el Olimpo, ya que, a pesar de ser uno de los dioses más importantes, su morada en el mundo subterráneo de los muertos hacía su relación con los olímpicos más delicada. Hestia fue uno de los doce Olímpicos durante mucho tiempo, aunque terminó cediendo su lugar a Dionisio. Por su parte, Perséfone pasaba la tercera parte del año en el inframundo (provocando así el invierno) y se le permitía volver al Olimpo durante los restantes meses para que pudiera estar con su madre, Deméter. Fue Homero y Hesíodo quienes les dieron nombre y los elevaron a la categoría de dioses panhelénicos. Como sabéis, los dioses adoptaban figuras humanas y personificaban las fuerzas del Universo. Ubicado a solo 20 kilómetros del mar, cabe destacar que Olimpo no es un monte único, sino que forma parte de una cadena montañosa de la que sobresale su pico más alto, el Mytikas (2.918,8 metros), seguido del Skolio, con 2.912 metros de altura. Además de ser la morada de los antiguos dioses, el Monte Olimpo representa actualmente el orgullo de los alpinistas griegos y un valor natural de interés mundial al albergar más de 1.700 especies vegetales, muchas de las cuales son endémicas o poco comunes. Precisamente, el 2 de agosto marca el aniversario de la primera vez que se escalo con éxito en 1913, y cada año decenas de miles de personas viajan a la montaña para ascender a su cima y sentirse por unos momentos, entre los dioses.

viernes, 27 de julio de 2018

GRANDES FRAUDES DE LA ARQUEOLOGIA: El Hombre de Marree

El pasado mes de junio se cumplieron 20 años del ‘descubrimiento’ de un gigantesco geoglifo en la región central de Australia, el cual aparentemente correspondería a un cazador aborigen y que fue bautizado como el Hombre de Marree. Si bien se desconoce quien lo hizo, se tiene la certeza que se trata de un fraude, ya que es ajena a las tradiciones y cultura de los aborígenes que habitan la zona desde tiempos ancestrales y que no la reconocen como suya. Según el piloto que detectó por primera vez la figura, Trevor Wright, el ‘descubrimiento’ - por llamarlo de alguna manera - fue fruto de la ‘casualidad’. No obstante, ese mismo día medios locales recibieron faxes anónimos que les informaron de la existencia del geoglifo de 4,2 km de longitud. Desde que fue dado a conocer, el llamado Hombre de Marree ha sido objeto de controversia y continúa planteando preguntas dos décadas después. Además, en los últimos tiempos su popularidad no ha hecho más que aumentar tras haberse multiplicado los vuelos turísticos que permiten tener una mejor perspectiva de la figura. Además, el 25 de junio del 2018, el empresario australiano Dick Smith ofreció 5.000 dólares para cualquier información que arroje luz sobre esta figura misteriosa. Existen varias teorías sobre su origen: que es una pieza de arte moderno; que fue creada por los pobladores nativos o que es obra de los estadounidenses o del Ejército australiano. No hay unanimidad en ello y el debate continua hasta el día de hoy. El magnate en cambio cree que la única teoría que le parece realmente ‘extravagante’ es la de la relación de esta figura con los extraterrestres. Sin embargo, Phil Turner, dueño de un bar en Marree, cree acertadamente que el geoglifo es un fraude en toda regla ya que fue creado por profesionales, porque la figura es demasiado grande y solo parece posible delinear sus contornos con la ayuda de un GPS. Smith se muestra de acuerdo con esta teoría: "No hubo errores, fue un trabajo profesional", declaró a la cadena ABC News. "No creo que pueda haber sido creado por una persona, debe haber sido obra de tres o cuatro, y habrán tardado unas semanas en construirlo. En este caso, ¿por qué este engaño fue mantenido en secreto durante 20 años? Uno habría querido jactarse de esto" aseveró. El dueño tradicional del territorio, el pueblo indígena arabana, interpretó el Hombre de Marree como una profanación de sus tierras, ya que su aparición es relativamente reciente, ya que ni ellos ni sus antepasados sabían de su existencia. No obstante, la gerente de la Corporación Aborigen Arabana, Lorraine Merrick, afirma que la comunidad reconoce que cuando recién se conoció de su existencia, si bien pidieron a las autoridades que sea borrada, hoy han cambiado de opinión ya que la controvertida figura se ha convertido en un icono y que por eso van a elaborar una estrategia para su futuro, para ver la forma de como ganar más dinero con el geoglifo. Restaurado en el 2016, se encargan desde entonces de su conservación. Como podéis notar, sospechosamente tiene un extraordinario parecido a la estatua de Poseidon (el dios griego del mar) encontrado en 1926 y que hoy se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas. La única diferencia es que en lugar del tridente griego, el geoglifo esta a punto de lanzar un boomerang, utilizado por los aborígenes australianos para cazar. La farsa es tan evidente que no cabe duda alguna acerca de su origen.

viernes, 20 de julio de 2018

LEONARDO DA VINCI PARADE: El arte y la inventiva en toda su magnitud

Como sabéis, Leonardo Da Vinci fue un genio adelantado a su tiempo quien en el Renacimiento imaginó toda clase de artilugios que de haberse puesto en practica habrían cambiado para siempre el curso de la historia, los cuales por cierto, desde esta semana podrán apreciarse construidos al detalle sobre una pasarela en la ciudad italiana de Milán, que se prepara para conmemorar en el 2019 los 500 años de su muerte. Y es que Leonardo es todo un símbolo para la ciudad italiana, ya que en su errante vida pasó más de 20 años en ella, donándola un importante legado artístico, e incluso regresó casi 5 años después una vez que se trasladó a la Francia de Francisco I, donde falleció en 1519. Su vinculación con la urbe no solo radica en las obras que creó en ella, como la impresionante "La Última Cena", "sino también por todo lo que aprendió, ya que en el Renacimiento era un lugar muy vivaz", dijo el comisario de la exposición, Claudio Giorgione. Por eso la institución ha organizado este recorrido que permite al visitante apreciar minuciosamente 52 modelos construidos en 1952 a partir de los bocetos que dejó plasmados en sus documentos y legajos, recogidos en la actualidad en estudiados tratados. Se trata de los modelos de aquellas máquinas y artilugios con los que el genio soñó y que han sido dispuestos sobre una pasarela de espejo y alumbrados por cantidad de lámparas para desentrañar ante el público los secretos y engranajes de su teórico funcionamiento. Y ahora se exhiben para describir la mente de "un intérprete de su tiempo" que, con su ferviente imaginación, ahondó en materias como la ingeniería mecánica y militar o en los estudios de física. Destacan los aparatos con los que Da Vinci quiso perseguir el gran sueño de hacer volar al hombre, como una nave con alas en forma helicoidal, que recuerdan a los actuales helicópteros, u otras que debían elevarse batiéndose, recogidas en su "Codex Atlántico". Leonardo también imaginó a un hombre capaz de desenvolverse en el agua, ideando en 1487 todo tipo de utensilios como guantes con membranas interdigitales, primitivas escafandras, cascos para la respiración submarina o un sistema de boyas flotantes que, en su mente, permitirían caminar sobre las aguas. También ocupan un lugar importante en la muestra sus estudios de ingeniería militar, en una época, finales del siglo XV, en la que la guerra estaba a la orden del día en el Viejo Continente. Así, el visitante podrá apreciar las balas que propuso en sus bocetos o letales máquinas de artillería con múltiples cañones, así como una curiosa excavadora de trincheras que consta en un manuscrito datado entre 1503 y 1504. Por otro lado, más allá de la técnica, los diseños de Leonardo también relatan la curiosidad que sentía por la ciencia y la física. De este modo puede verse la reconstrucción de sus anemómetros, sus alambiques en cobre, sus intrincadas grúas móviles o un medidor de la fuerza que ejercía el vapor. En los muros de la exposición han sido instalados una serie de frescos de la importante milanesa Pinacoteca de Brera, instituida por Napoleón Bonaparte en 1809, y que fueron realizados entre los siglos XIV y XVI por los más diestros maestros de Lombardía. La intención, explica Giorgione, no es otra que representar "un diálogo inédito" entre el arte y la técnica, "subrayar la importancia del diálogo" entre ambos mundos, el pincel y la ciencia. Algo para lo que "Leonardo, más que nadie, fue un ejemplo", opinó el comisario de la exposición, que podrá disfrutarse hasta el 13 de octubre del 2019.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...