TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 27 de noviembre de 2015

EL VALLE DE LOS CAÍDOS: Un monumento conmemorativo que aún genera sentimientos encontrados

Con motivo del 40 aniversario de la muerte del Generalísimo Francisco Franco el pasado 20 de noviembre, ha vuelto a resurgir en España el debate de que hacer con ese monumento de exaltación al fascismo. Personalmente me parece absurdo que a pesar del tiempo transcurrido, aun continué hablándose del tema por parte de aquellos sectores que no desean que las heridas de la guerra cicatricen y vuelvan con lo mismo una y otra vez. Así no les guste, el Valle de los Caídos es parte de la historia y como tal merece conservarse ¿vale?. Como sabéis, se trata de un conjunto monumental construido entre 1940 y 1958 cercano a San Lorenzo de El Escorial, en la Comunidad de Madrid y es conocido oficialmente como la Abadía Benedictina de la Santa Cruz del Valle de los Caídos. En ella están enterrados tanto el mismísimo Franco, como el fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, así como 33.872 combatientes de la Guerra Civil. Asimismo, sobre la basílica se alza la más alta cruz cristiana del mundo, con 150 metros de altura visible a más de 40 kilómetros de distancia. Construida sobre un peñasco rocoso conocido como el Risco de la Nava, la Santa Cruz del Valle de los Caídos es la más grande del mundo. Esta enorme cruz de granito fue realizada por el arquitecto Diego Méndez, y tiene 150 metros de altura incluyendo la base. Sus brazos en total miden 47 metros de punta a punta. Desde la gran explanada hasta el punto más alto de la cruz hay 300 metros. En la base de la cruz hay cuatro esculturas colosales de 18 metros realizadas por Juan de Ávalos (1911-2006) y que representan a los cuatro evangelistas. El peso total de la cruz incluida su base es de aproximadamente unas 200.000 toneladas. La basílica está excavada en la roca y se extiende a lo largo de una nave de 262 metros con seis capillas. Se excavaron 200.000 metros cúbicos de roca para su construcción. La entrada la presiden dos arcángeles. A los pies del altar mayor están las tumbas de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera y está encuadrado por cuatro arcángeles de bronce. Sobre el crucero se levanta una gran cúpula de 40 metros de diámetro decorada con un mosaico obra de Santiago Padrós. En el monasterio se encuentran en 19 archivos las fichas con los datos de aproximadamente la mitad de los allí enterrados. Hasta hace algunos años, cada 20 de noviembre (20-N, fecha de la muerte de José Antonio Primo de Rivera y de Francisco Franco), el Valle de los Caídos se convertía en punto de reunión para los nostálgicos del franquismo. Desde su inauguración oficial, el 1 de abril de 1959, ese conjunto monumental ha sido motivo de controversia. Con la restauración borbónica y el advenimiento de la democracia, surgieron voces contrarias a su existencia debido a todo lo que representa. Tuvieron que esperar hasta el 16 de octubre del 2007, cuando la Comisión Constitucional del Congreso aprobó el proyecto de Ley de Memoria Histórica, en la que consta un artículo referente al Valle de los Caídos. Este artículo, aprobado con el apoyo de todos los partidos políticos, es una nueva regulación para despolitizar el Valle, convirtiéndolo exclusivamente en lugar de culto religioso. En el cual no podrán llevarse a cabo actos de naturaleza política ni exaltadores de la Guerra Civil, de sus protagonistas o del franquismo. Aun así, sus críticos no están satisfechos con estas medidas y exigen su demolición, lo cual será muy difícil que lo consigan alguna vez. Convertido en un referente histórico de primer orden, es visitado asiduamente por miles de turistas ansiosos de recorrer este imponente monumento a la gloria de España.(A los que no son españoles les puede resultar contradictorio que Franco aún tenga seguidores, pero no debéis olvidar que quienes ganaron la guerra siguen gobernando el país, por mas que de boca para afuera, renieguen de su Caudillo ¿No es así señor Rajoy?)
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...