TIEMPOS DEL MUNDO

lunes, 1 de diciembre de 2014

EL DINAR DE ORO: Una moneda que pretende crearse con la sangre de inocentes

No cabe duda que ISIS - aquel grupo terrorista creado y financiado por los EE.UU. para desatar el terror en Siria e Irak y “justificar” de ese modo su presencia allí – han perdido la razón. Y es que esos malditos asesinos sedientos de sangre han anunciado la emisión de su propia moneda para desvincularse del sistema financiero de Occidente: "Lo mejor para nuestro califato es contar con su propia moneda – el dinar de oro - sin depender del favor de nadie ni transitar un camino ajeno", declara un comunicado elaborado por el departamento de asuntos religiosos del ISIS en Mosul y leído hace unos días en las mezquitas de Nínive, la provincia del norte de Irak controlada casi en su totalidad por ese grupo criminal.Esta emisión ha sido ordenada por el líder del grupo, Abu Bakr al Bagdadi (un agente israelí entrenado por la CIA y la Mossad para prender fuego al Medio Oriente, tal como ha sido denunciado este lunes) y que la moneda tendrá un valor facial equivalente al peso del metal con que se acuñe Aunque el texto no especifica cuándo entrará en funcionamiento la divisa, ni dónde va a fabricarse, incluye imágenes con los diseños de varias piezas. En una de las caras, escrito en árabe, figura el lema “El Estado Islámico”; debajo, “Califato basado en las enseñanzas del profeta”. En la otra cara, una de las monedas de oro muestra siete espigas de trigo y otra, el mapa del mundo. En las de plata se ve un alminar, la mezquita de Al Aqsa o una espada y un escudo. Las de cobre tienen el símbolo del cuarto creciente o tres palmeras. El uso de oro, plata y cobre es un intento de recrear la vida bajo el ilusorio Califato Islámico - que solo existe en las mentes enfermas de esos desquiciados asesinos - y aislar económicamente las zonas por ellos controlados de Occidente. De esta manera, es un paso más en el intento del grupo terrorista  por dotarse de elementos asociados con un Estado legítimo y operativo, tal como avanzaba el pasado septiembre el tercer número de Dabiq, su revista online en inglés. Tras la bandera, el establecimiento de tribunales de la sharía (ley islámica) y la promulgación de leyes, incluso de tráfico, la emisión de moneda es otra de las responsabilidades asociadas con los estados. Sin embargo, al no ser reconocido públicamente por  ningún Gobierno del mundo  - con la excepción de los EE.UU.,  Israel y las corruptas petromonarquias del Golfo -  los expertos apuntan a que el único ámbito de uso de esa eventual moneda  será el mundo del contrabando y el crimen, adonde pertenece. Esperemos que nunca vea la luz.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...