TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 5 de diciembre de 2014

DE LONDRES A SAN PETERSBURGO: Los mármoles de Elgin “viajan” a Rusia en medio de una gran controversia

Con motivo del 250 aniversario del Museo del Hermitage de San Petersburgo, el Museo Británico ha decidido “prestar” por primera vez una de sus más emblemáticas esculturas robadas a Grecia en el siglo XIX y que desde entonces - a pesar de las múltiples reclamaciones por parte de los griegos exigiendo su devolución – se exhiben sin reparo alguno en Londres. Se trata de Ilisos, dios del río, una hermosa estatua de un cuerpo desnudo sin manos ni cabeza que se expondrá hasta mediados de enero en el museo ruso. Neil MacGregor, el director del Museo Británico, ha asegurado cínicamente que su institución es «el más generoso prestatario del mundo». Y explica con aparente naturalidad una cesión que ha levantado suspicacias también en Reino Unido, porque coincide con el enfriamiento de sus relaciones con Rusia: «El Hermitage nos la pidió para su 250 aniversario y dijimos inmediatamente que sí. La gente que no puede viajar a Londres o Atenas tiene así una oportunidad de entender los logros de aquella cultura». Y añade que supone que el Gobierno griego de Antonis Samaras estará «encantado».Cuando se le pregunta si tanta «generosidad» va a incluir ceder también las piezas para que sean expuestas en Grecia, MacGregor se limita a responder que genéricamente su museo está siempre dispuesto a prestar obras, pero con las condiciones de que su estado de conservación permita transportarlas y de que “existan garantías” de que estarán seguras en su destino y serán devueltas. Como era de esperar este acto de «generosidad» ha despertado el rechazo de Grecia que sostiene que Elgin (el embajador británico ante el Imperio Otomano, que se los llevo subrepticiamente del Partenón de Atenas) se llevó los mármoles de manera ilegal, que fue un robo en toda regla. El mes pasado Samaras se reunió con Amal Alamuddin para intentar reclamar de nuevo la atención de la opinión pública mundial. Por su parte, la prensa vio el préstamo a Rusia como un acto de provocación."El Museo Británico no solo se niega a devolver los frisos robados del Partenón, sino que como una muestra de prepotencia decidió prestarle uno al Hermitage de San Petersburgo", escribe Ta Nea destacando además el "secreto" con que se llevó a cabo el préstamo. Como sabéis, Atenas reinauguró en el verano del 2009 el museo de la Acrópolis, tras una costosa remodelación, pero lógicamente el centro estará siempre cojo sin el tesoro robado por los piratas ingleses que se niegan a devolverlo. El año pasado David Cameron expresó su oposición a devolver los mármoles a Grecia y a entregar a la India otra joya controvertida, el diamante Koh-i-Noor. El primer ministro británico alegó hipócritamente que el British es «un museo del mundo y para el mundo», donde los tesoros que rapiñó por todo el planeta el Imperio inglés están «al alcance de todos los británicos» (menos para sus legítimos dueños agrego yo). Venga ya ¿Qué se podía esperar de estos piratas?
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...