TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 16 de septiembre de 2016

JERUSALEM 1000 -1400 (EVERY PEOPLE UNDER HEAVEN): Una exposición en el MET que muestra el dinamismo y la tolerancia en la Jerusalén medieval

Pocas ciudades de tan pequeña extensión - algo más de 125 kilómetros cuadrados, la mitad de la isla de Manhattan - han provocado tanta pasión, fervor místico, apasionados debates, sangrientas matanzas y polémicas que parecen infinitas …Jerusalén, etimológicamente. Como sabéis, Al Quds (La Santa en árabe) actualmente ocupada por los sionistas quienes se la arrebataron a sus legítimos dueños los palestinos, no solamente es una de las ciudades más antiguas del mundo, sino el único centro sagrado que comparten grandes religiones monoteístas como el cristianismo y el islam. Es por ese motivo que el Museo Metropolitano de Nueva York (MET) aborda una iniciativa inédita: la reconstrucción de la cultura y la estética que enriquecieron a la ciudad entre los años 1000 y 1400, una de las épocas de mayor prosperidad del lugar, cuando se decía que acogía a "todas las personas bajo el cielo" no para implicar origen religioso sino geográfico. Durante el periodo, Jerusalén era un centro turístico donde se podían encontrar personas de diversa procedencia, un gran centro comercial de objetos, textiles y joyas traídas desde la India y, finalmente, un crisol de peregrinos, estudiosos y académicos. ’Jerusalem 1000–1400: Every People Under Heaven’ (Jerusalén 1000—1400: Toda persona bajo el cielo) busca reconstruir cómo la preocupación casi universal, por la ciudad cimentó, pese a la inestabilidad provocada por las Cruzadas (1099 -1291), organizadas para liberar a la llamada Tierra Santa de manos de los musulmanes, uno de los periodos más creativos de la historia y jugó un papel clave en la cultura medieval. La exposición, una de las grandes ofertas del museo neoyorquino para la temporada de otoño-invierno, se celebrará entre el 26 de septiembre y el 8 de enero del 2017. "En estos siglos, Jerusalén era el hogar de más culturas, religiones y lenguas que nunca se había conocido", dicen los organizadores. "Tanto en los tiempos de paz como de guerra, la ciudad siguió siendo una fuente constante de inspiración que dio como resultado un arte de gran belleza y complejidad fascinante", añaden desde el museo, desde el que hacen hincapié en el carácter inédito de la exposición, un evento de alto esfuerzo, con 200 objetos cedidos por 60 centros prestamistas de varios países. La exposición examinará seis factores específicos que hicieron de Jerusalén medieval una fuente excepcional de inspiración artística. Los tres primeros son el pulso del comercio y el turismo; la diversidad de los pueblos que habitaban la pequeña ciudad - entre ellos persas, turcos, griegos, sirios, armenios, georgianos, etíopes y europeos - y el ‘aire de santidad’, con revelaciones tan singulares como la confusión de los mapas medievales, que muestran a los cristianos reconvirtiendo en santuarios cristianos a la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa (lugares santos musulmanes en la actualidad) y donde antiguamente se ubicaban el Templo de Herodes y el Palacio de Salomón respectivamente. El segundo trío de factores son las guerras religiosas, que pusieron en pie ejércitos y países para hacerse dueños de la ‘Ciudad Santa’ para cristianos y musulmanes (debido a que en ella predicó Jesús y fue testigo de su Pasión y Muerte por obra de los judíos, así como el lugar donde se afirma que Mahoma ascendió a los cielos); lo que el MET llama ‘la generosidad de los clientes’, donde se presentan donativos como el de Melisenda, la reina de los francos-armenios, que entregó un célebre salterio a las iglesias, y la promesa de eternidad común al cristianismo y el islam, que consideran que Jerusalén se sitúa en las puertas del cielo. Los habitantes de la ciudad medieval preferían ropas de India y China. Entre los objetos más notables de la muestra destacan joyas y textiles traídos de esos lejanos países porque eran los vestidos preferidos por los jerosolimitanos (gentilicio de los vecinos de la ciudad), que mostraban también un carácter abierto, mundano y tolerante en el aspecto personal; joyas musulmanas que formaban parte del ajuar de novias cristianas; ejemplares de libros del Evangelio en árabe, griego, armenio y siríaco; una Biblia samaritana en una escritura particular y el libro bíblico de los Reyes en Ge'ez, el idioma de Etiopía, entregado como regalo por el emperador etiope a su comunidad en Jerusalén. Se exhiben también cinco capiteles esculpidos de la Iglesia de la Anunciación en Nazaret pertenecientes a la Comunidad Franciscana de Jerusalén. Estas obras, impecablemente conservadas, no fueron descubiertas hasta principios del siglo XX, y demuestran la habilidad y la imaginación de los escultores y la relación dramática entre la fe y el arte durante el breve pero excepcionalmente fértil período cruzado. La intensificación de la cruzada tanto en el cristianismo y la jihad en el Islam está presente con piezas artísticas, de especial relevancia en el presente, donde se busca ‘justificar’ la guerra santa, presentándola como si hubiera sido sancionada por Dios. Asimismo, un manuscrito representa las exquisitas armas creadas para Saladino - quien arrebato la ciudad a los cruzados y puso fin al dominio cristiano en 1187 - mientras que una efigie esculpida muestra a un noble francés, vestido con una armadura con la que, de morir en combate, entraría en el paraíso. Completan el catálogo piezas de deslumbrante belleza entregadas como dádivas por el sultán mameluco de Egipto Al-Màlik an-Nàssir Muhàmmad ibn Qalàwun, y obras maestras de procedencia persa, que atestiguan el papel clave de la Ciudad Santa en la vida de Mahoma y en la tradición de la fe musulmana, así como un imponente cofre de piedras preciosas que representa la Jerusalén Celestial como los cristianos la imaginaban (Y pensar que ahora se encuentra ocupada militarmente por los enemigos de la paz y dividida por el odio,con los palestinos arrojados de sus tierras ancestrales y donde la tolerancia es cosa del pasado)
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...