TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 20 de diciembre de 2013

NEW YORK: El árbol del Rockefeller Center ya ilumina la Navidad

Quien visita por estos días la Gran Manzana no debe dejar e conocerla por ningún motivo. En efecto, el abeto elegido este año como símbolo de la Navidad mide 23.2 metros, tiene aproximadamente 75 años de edad y fue donado por la familia Vargoshe de la ciudad de Shelton, en el estado de Connecticut. Como sabéis, el encendido de las luces de este árbol levantado en el Rockefeller Center ante miles de personas en un tradicional evento anual que marca el inicio de las fiestas. Así, luego de dos horas de celebración, un total de 45 mil focos multicolores y eficientes han dado luz y color a un abeto iluminado coronado con una espectacular estrella de cristales en su cúspide. La estrella de Swarovski, que cumple diez años en la cúspide del árbol navideño de Rockefeller, está hecho este año con 25 mil cristales y está dotado de un sistema que provoca el efecto de parpadeo. La primera ceremonia de iluminación de un árbol navideño en este emblemático punto de la Gran Manzana tuvo lugar en 1933 gracias a las 700 bombillas que desde entonces han ido multiplicándose año tras año entre las ramas de pinos y abetos hasta convertirse en una tradición indispensable en Navidad. El árbol tendrá sus luces navideñas encendidas hasta el 7 de enero desde las 5:30 de la madrugada hasta las 23:30 de la noche. El día de Navidad las luces se encenderán durante todo el día y en Fin de Año desde las cinco y media de la mañana hasta las nueve de la noche. En cuanto a sus orígenes podemos agregar que el árbol de Navidad proviene del norte de Europa donde desde tiempos inmemoriales sus habitantes celebraban el nacimiento de Frey, dios del Sol y la fertilidad, adornando un árbol perenne, Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Sin embargo con la llegada –cual plaga de langostas – del cristianismo a esos pueblos, demostrando su total falta de originalidad, decidieron “cristianizarla” cambiándole su significado, ya que paso a celebrar el “nacimiento” de un imaginario Jesós, del cual no existe prueba alguna de su existencia..Con el tiempo, esta costumbre ha arraigado y es por ello que la presencia del árbol adornado profusamente para la ocasión, sea indiscutible en la Navidad.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...