TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 12 de mayo de 2017

ESPAÑA: ¿Porque Francisco Franco no puede seguir descansando en el Valle de los Caídos?

En lo que puede considerarse como una gran injusticia histórica, el Generalisimo Francisco Franco, Caudillo de España por la Gracia de Dios, quien no sólo salvo al país de la barbarie comunista, sino que también gracias a su aguda visión política, pudo mantenerla al margen de la II Guerra Mundial, instaurando durante 40 años una era de paz y prosperidad en la península como no se había conocido hasta entonces, paradójicamente no puede encontrar el descanso eterno como se merece, debido al odio y el revanchismo de esos perroflautas que perdieron la guerra y que ahora pretenden que sus restos sean retirados del imponente Valle de los Caídos (construido precisamente como un monumento a la gloria del franquismo) donde fue enterrado en una solemne ceremonia presidida por el Rey Juan Carlos I en 1975. En efecto, el pleno del Congreso aprobó este jueves instar al Gobierno a exhumar los restos del Generalísimo para sacarlos del Valle de los Caídos. La proposición del PSOE - que no es de carácter obligatorio - fue aprobada sin votos en contra y con la abstención del PP. Además de la exhumación de los restos del Caudillo, la proposición no de ley de los socialistas reclama también al Ejecutivo a trasladar al fundador de la Falange Española, José Antonio Primo de Rivera (asesinado por los comunistas en 1936 luego de una parodia de juicio, del cual ya se sabia la sentencia de antemano) a un lugar "no preeminente" del edificio. La decisión tiene solo un valor simbólico por ser una proposición no de ley, pero es la primera vez que el Pleno del Congreso toma esta decisión. Ya lo hizo la Comisión Constitucional el pasado 8 de marzo, entonces con el voto a favor de todos los grupos y el voto en contra del PP. La portavoz adjunta del Grupo Socialista, Isabel Rodríguez, subrayó que el Ejecutivo “no puede mantenerse al margen de la decisión adoptada y debe cumplir la Ley de Memoria Histórica e iniciar las gestiones para exhumar a Franco”, recomendando a la familia del Caudillo que “vaya pensando” dónde ubicar sus restos (que bien puede ser el panteón familiar ubicado en el cementerio militar de Mingorrubio, en El Pardo, donde fuera sepultada su mujer Carmen Polo en 1988). Los populares aseguraron durante el debate que no hay consenso para trasladar los restos del Generalísimo y que deben quedarse donde están. Asimismo, han adelantado una vez conocida su aprobación, que "si quieren que se cumpla, que presenten primero una proposición de ley, que es así como se modifican las leyes" dando a entender que no harán el menor caso a dicha iniciativa, al ser un producto del odio y el resentimiento. Además han criticado que los socialistas quieran desviar la atención de la grave crisis interna que viven con otros temas y les reprochan que durante los ocho años que duró el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero no sacaran adelante semejante iniciativa. “No tiene sentido instar al actual Gobierno a tomar esta decisión cuando se abstuvieron de hacerlo en los años en los que gobernaron. Además, en el informe que pidieron a la comisión de expertos para el futuro del Valle de los Caídos en ningún momento se habla de exhumar a nadie: ¿Por qué lo dicen ahora? ¿Por un calculo electoral? ¿Para quitarle votos a Podemos? Tuvieron su oportunidad para ponerlo en práctica cuando estuvieron en La Moncloa pero la dejaron pasar, así que hoy no tienen ninguna autoridad moral para exigírselo a nosotros. Al Generalísimo le han borrado de las calles, de las plazas y avenidas, de los parques y hospitales, de los centros escolares; Le han retirado los múltiples honores que en su día se le dispensaron en infinidad de localidades de toda la geografía española. En estas últimas cuatro décadas, no hay atrocidad o estupidez que no se le haya imputado y no hay mentira que no haya encontrado acomodo si ha servido al propósito de denigrar su nombre. Un nombre que ha sido execrado oficialmente, entre el rencor de los unos y la cobardía de los otros, como escribiría Unamuno. La villanía de lo que se está perpetrando contra Franco, la intensidad de un odio que se manifiesta inextinguible en el tiempo, apenas admite la comparación con otros episodios del pasado. Contra él se ha resucitado la damnatio memoriae, practicada por los romanos con el fin de eliminar hasta el recuerdo de aquellos que caían en desgracia. De modo que hoy puede decirse de Franco, como escribió Tácito de Vitelio: Fue ultrajado a su muerte con la misma bajeza con que había sido adorado en vida. Allá aquellos que pretenden seguir denigrando su figura, pero lo que no podrán hacer jamás es que nosotros desconozcamos lo bueno que hizo por nuestro país, que es lo que realmente importa” señaló el vocero del PP. Venga ya, ante tan contundente declaración que lo suscribo totalmente, sólo me queda decir: Arriba España.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...