TIEMPOS DEL MUNDO

lunes, 16 de enero de 2017

EL DESPACHO OVAL DE LA CASA BLANCA: Un centro neurálgico del poder

Todo dirigente ha de tener su despacho. En el caso de la Casa Blanca, el Despacho Oval es un símbolo en sí mismo y el lugar donde el Presidente trabaja y realiza alguna que otra recepción y/o comunicado a la prensa. Pero no siempre fue aquí. De hecho, el Despacho Oval es uno de esos añadidos que, a modo de patchwork, fueron haciendo de la Casa Blanca un cúmulo de estancias un tanto dispersas. Roosevelt fue quien pidió su construcción en un momento de cambio en el Ala Oeste de la Casa Blanca: la transición del siglo XIX al XX suponía algo más, suponía el cambio de una América todavía un tanto salvaje a un país con poder imperial. Y este Despacho Oval, diseñado por el arquitecto Eric Gugler, era el símbolo de este cambio. Eso sí, Presidente tras Presidente, la decoración ha ido cambiando salvo el escritorio, que data de 1880. Como su nombre lo indica, se trata de una oficina diseñada con forma ovalada, con tres ventanas altas orientadas al sur detrás del escritorio y hay una chimenea en el lado norte. El Despacho Oval tiene cuatro puertas: una puerta del lado Este da al Jardín de las Rosas; otra puerta Oeste da paso a un cuarto de estudio privado con otra puerta a la oficina del Jefe de Gabinete de la Casa Blanca; la puerta noroeste permite la entrada al corredor principal del Ala Oeste; y la última, la puerta noreste entra a la Oficina del secretario presidencial. En cuanto al Escritorio Resolute, ubicado en el Despacho Oval, fue un regalo de la Reina Victoria al Presidente Rutherford B. Hayes en 1880. El Escritorio está hecho de la madera de un Buque Británico llamado el HMS Resolute, abandonado por los Británicos en el Océano Ártico por estar estancado en el hielo por dos años. Años después, el buque fue encontrado por un barco estadounidense y fue llevado al Reino Unido como un símbolo de amistad entre los dos países el 17 de diciembre de 1856. Cuando el barco fue desclasificado en 1879, la Reina Victoria mandó hacer dos escritorios de madera. Uno es el que está en el Despacho Oval, y el otro está en el Palacio de Buckingham en Londres. Cada Presidente desde Hayes - salvo Lyndon B. Johnson, Richard Nixon y Gerald Ford -han utilizado el escritorio en la Casa Blanca. El Despacho Oval se ha convertido en un ‘símbolo’ de la presidencia para los estadounidenses a pesar de los vergonzosos espectáculos de los cuales ha sido testigo, como el protagonizado por Bill Clinton y su affaire con Mónica Lewinsky o el Mensaje a la Nación del Criminal de Guerra George W. Bush a raíz de los sospechosos ataques del 11 de septiembre en New York ‘atribuido’ a Al Qaeda (un operativo de bandera falsa para ‘justificar’ la invasión de Irak). Se dice que ahora con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, el Despacho Oval estará cerrado cerca de un año debido a trabajos de restauración - que incluye el traslado de la sala de prensa a otro ambiente más amplio - antes que su nuevo inquilino pueda ocuparlo (por lo que mientras despacharía en las oficinas utilizadas por Richard Nixon en el 1650 de la Pennsylvania Avenue). No cabe duda que una vez terminado los trabajos de reparación, desde allí se tratará de seguir decidiendo el futuro del mundo, aunque el tiempo del predominio estadounidense haya llegado a su fin.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...