TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 25 de diciembre de 2015

EL CONCIERTO DE AÑO NUEVO DE LA ORQUESTA FILARMONICA DE VIENA: Un acontecimiento de fama universal

Como su nombre lo indica, el Concierto de Año Nuevo de la Orquesta Filarmónica de Viena (Das Neujahrskonzert der Wiener Philharmoniker) tiene lugar cada año en la mañana del 1° de enero en Viena, Austria y es transmitido a todo el mundo desde el Musikverein para una audiencia potencial estimada en 1.000 millones de personas en 70 países. Este famoso concierto tuvo sus orígenes en 1940 con el nombre de "Concierto Extraordinario" (Außerordentliches Konzert), dirigido por Clemens Krauss. En este caso solo se interpretaron obras de Johann Strauss (hijo) y concluyó con la obertura de Die Fledermaus, recibiendo en 1941 su nombre actual. De allí en adelante se celebro cada año y solamente sufrió una suspensión en 1945 debido al deterioro de su estructura por los ataques aéreos de los enemigos del III Reich. Krauss se hizo cargo de la dirección del concierto cada año hasta su muerte, salvo dos años en los que cedió la batuta a Josef Krips. A partir de 1954, la dirección la asumió el primer violín de la orquesta, Willi Boskovsky, que se mantuvo en el puesto durante 24 años. En 1958, Boskovsky introdujo la tradición de acabar el concierto con El Danubio Azul y la Marcha Radetzky. Tras su retirada, en 1979, tomó su lugar el entonces director de la Ópera Estatal de Viena, Lorin Maazel. A partir de 1987, cuando la orquesta concedió el honor de dirigir el concierto al Maestro Herbert von Karajan, se decidió que cada año dirigiera el concierto un director invitado distinto. La música es en su mayor parte de la familia Strauss (Johann Strauss (padre), Johann Strauss (hijo), Josef Strauss y Eduard Strauss) y sus contemporáneos. El concierto siempre termina con varias bises después del programa principal (propinas que no están incluidas en el programa). Los músicos entonces desean colectivamente un feliz Año Nuevo, y terminan con el vals de El Danubio Azul de Johann Strauss (hijo) seguido de la Marcha Radetzky. Durante esta última obra, la audiencia aplaude al compás y el director se vuelve para dirigirla, durante breves instantes, en lugar de la orquesta. En1991, por primera vez en la historia del "Neujahrskonzert", se tocó una obra de Mozart: la obertura de Las bodas de Fígaro, como homenaje al compositor al conmemorarse ese año el bicentenario de su fallecimiento. Del mismo modo, en 2013, año del bicentenario del nacimiento de Wagner y Verdi, se tocaron sendas obras de ambos compositores. Como dato adicional podemos agregar que las flores que decoran la sala de conciertos del Musikverein son un regalo anual de la ciudad de San Remo, Liguria, Italia. A partir de 1959 el concierto se transmitió en directo por televisión, primero por la emisora local ORF, y luego por Eurovisión a toda Europa y gran parte del mundo. Durante varios años el concierto ha sido retransmitido para Estados Unidos por PBS. En el 2010 fue transmitido por primera vez en directo por alta definición y a través de Internet. Sin lugar a dudas, se trata del concierto más visto en televisión de todo el año.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...