TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 12 de junio de 2015

DRÁCULA NO ERA INMORTAL: Christopher Lee muere en Londres a los 93 años

Una triste noticia para los amantes del cine terror nos llega este jueves desde el Reino Unido. Y es que Christopher Lee ha muerto a los 93 años, dejando atrás una leyenda de excesos e imágenes en tecnicolor casi terribles, casi entrañables. El verdadero Drácula de la historia del cine parecía inmortal como su personaje. Pero no. Bela Lugosi fue el otro conde vampiro y, de alguna manera, la medida que puede explicar por oposición qué significó Christopher Lee. Lugosi, el del 'Drácula' de Tod Browning, era húngaro, tenía un acento raro, siempre fue más bien viejo y, en resumen, le daba un aire más transilvano y pintoresco al personaje de Bram Stoker. Todo eso ocurrió antes de la II Guerra Mundial. En 1958, el año en el que Lee tomó posesión de la plaza, Drácula ya parecía un caballero inglés, un juerguista del Swinging London, un hombre sin duda apuesto y probablemente sexy... ¿Mordía o besaba? Aunque suene un poco pretencioso, se podría decir que Lee fue el hombre que llevó a Drácula del terreno de los cuentos infantiles al del psicoanálisis. Ése es el análisis que hacemos ahora luego de 60 años, poniéndonos un poco estupendos. En su momento, los espectadores de los 'dráculas' de la Hammer que protagonizó Lee se debieron de tomárselo todo mucho más ligeramente. Películas de terror, un poco teatrales, más bien modestas, divertidas... ¿Qué es eso del psicoanálisis? 'Drácula', 'Las novias de Drácula' y 'La sangre de Drácula' conservan su encanto aún hoy, cuando aparecen en alguna noche rara. Su modelo declinó en los años 70, cuando apareció una nueva forma de terror, más explícita, más cruda... El cine de endemoniados. Lee llegó a apuntarse a la ola, hizo 'El hombre de mimbre' que no estaba mal. Pero, ¿qué podía hacer nuestro Drácula contra el exorcista? Entonces, la figura de Christopher Lee se deslizó hacia la segunda división. Echar una ojeada al historial de Christopher Lee en IMDB es abrumador. Hay un número casi infinito de títulos, entre los que es muy difícil separar los buenos y los malos. Películas de Bond, de vaqueros, de Sherlock Holmes, filmes victorianos, 'Pánico en el Transiberiano', películas alemanas, italianas... Cada vez los papeles eran más secundarios y sus apariciones más autoparódicas: mira, sale Christopher Lee, sale el bicho.Pero esta historia no ha terminado todavía: allá por los años 90 apareció en nuestras vidas esa idea un poco viscosa de lo freak. Empezaron a caer ciclos de películas de la Hammer en televisión y todos los que éran adolescentes en esa época decían "qué bueno". El espíritu de la época y había sitio para Christopher Lee en el tren. El actor apareció en la segunda trilogía de 'La guerra de las galaxias' como el conde Dooku y era muy bueno: Dooku uno de los señores de la Guerra que abandonaban a la República y se pasaban al Lado Oscuro.Y aún más: Lee aún se enganchó a otra trilogía, 'El señor de los anillos', donde interpretó Saruman, otro malo, el mago que lideraba a los orcos. Las últimas imágenes que nos llegaron de Lee nos lo traían en algún concierto heavy. Ahí sí que daba miedo. No se volvió loco como Bela Lugosi, pero tampoco debía de estar muy lejos. Gracias por los servicios, conde.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...