TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 23 de enero de 2015

RUBENS AND HIS LEGACY - VAN DYCK TO CÉZANNE: 300 años de influencia en el arte

La influencia del artista flamenco Pedro Pablo Rubens (1577-1640) en los maestros de siglos posteriores es el tema central de la exposición de la temporada en el Royal Academy of Arts de Londres que se presentó hoy a la prensa y se abre al público este sábado."Rubens and his Legacy: Van Dyck to Cézanne" es el título de la ambiciosa muestra - la cual estará abierta hasta el 10 de abril - que, a lo largo de seis salas divididas por temas, prueba el enorme influjo que ejerció el prolífico pintor flamenco en creadores en principio muy diferentes, desde su asistente Antón Van Dyck al paisajista inglés Joseph Turner, o el postimpresionista Paul Cézanne. "No es coincidencia que Delacroix, Vigée-Lebrun, Reynolds y Renoir dedicaran fascinantes discursos, entradas en sus diarios y cartas al virtuosismo y confianza de la pincelada de Rubens, ya que muchos artistas se formaron estudiando seriamente sus piezas para altares, sus alegorías, sus retratos y sus paisajes", explicó el comisario de la exposición, Nico Van Hout. Cada uno de los artistas "tocados" por la magia de Rubens, sin duda el más influyente de los pintores flamencos, se centró en un aspecto de su variada obra y eso es lo que quiere explorar esta muestra a través de las salas temáticas, que cubren los conceptos de Poesía, Elegancia, Poder, Compasión, Violencia y Lujuria. Dentro de la Poesía se exponen "El jardín del amor" (1633) de Rubens, acompañado de múltiples bocetos y estudios en papel, y su "Paisaje vespertino con carro de madera" (1630-40), en el cual se inspiró Turner para pintar "El bosque de Bere (Petworth)", en 1808. Gran retratista, los cuadros de la realeza y la aristocracia que Rubens pintó durante su vida, a menudo combinándolo con su labor de diplomático, han influido a numerosos artistas, como recoge la sala dedicada a la Elegancia, donde domina el majestuoso óleo de la "Marquesa Maria Grimaldi y su enano", de 1607. La sección dedicada al Poder incluye obras de Charles Le Brun, Jacob Jordaens, Latour, James Thornhill y Antonio Verrio, mientras que la centrada en la Lujuria explora el lado "salvaje" del pintor flamenco. Conocido por sus mujeres voluptuosas de piel sedosa y carne apetecible, en general colocadas en posiciones pasivas en escenas dominadas por hombres o figuras mitológicas, Rubens ha sido acusado en la historia del arte de concebir a las féminas como meros objetos de deseo y de incitar al espectador al voyeurismo. En la sala "lujuriosa", se expone su "Venus frígida" (1614) y las "Tres bañistas" (1875) de Cézanne, cuyos cuerpos orondos y rosados recuerdan a los de Rubens, así como obras de Édouard Manet, Honoré Daumier y Pierre-Auguste Renoir. "La conversión de San Pablo" (1675-82) de Murillo y la "Crucifixión" (1846) de Delacroix, destacan en la sala dedicada a la Compasión, que muestra la influencia a lo largo de los siglos de las obras religiosas de Rubens. Si los franceses se sintieron atraídos por el erotismo del pintor flamenco, los ingleses por sus paisajes bucólicos y los alemanes por su vitalidad, los españoles se rindieron ante el dramatismo de sus escenas religiosas."Solo los mejores artistas fueron capaces de traducir el lenguaje visual de Rubens en uno propio y estamos encantados de haber reunido una selección tan rica de obras que demuestran la fortaleza del legado de Rubens en los últimos 300 años", declaró Van Hout.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...