TIEMPOS DEL MUNDO

sábado, 30 de junio de 2012

MENUDA BARBARIE: Extremistas islámicos arrasan con el Patrimonio cultural de Timbuktu


De nada le valió que el jueves pasado la UNESCO decidiera inscribir sus monumentos en la lista del patrimonio mundial en peligro, para que los islamistas que controlan el norte de Malí destruyeran este sábado al menos tres mausoleos de santos musulmanes en Timbuktu. Según testigos en el lugar,los islamistas destruyeron los templos mientras gritaban "¡Dios es grande!". En efecto, este sábado por la mañana "un equipo de unos 30 combatientes de Ansar Din (uno de los grupos armados que controla la región) se dirigió hacia el mausoleo de Sidi Mahmud", en el norte de la ciudad, y lo rodeó, explicó un testigo que trabaja para la prensa local. "Algunos tenían armas pero no dispararon. Entonces empezaron a gritar +Allah akbar!, Allah akbar+ ("¡Dios es grande! Dios es grande!")y empezaron a romper el mausoleo.Cuando un gran bloque del mausoleo cayó sobre la tumba, empezaron otra vez a gritar +Allah Akbar!+ y fueron hacia otro mausoleo", explicó este testigo que no quiso identificarse. Según otros testigos los islamistas de Ansar Din destruyeron en pocas horas tres mausoleos de Timbuktu: los de Sidi Mahyud (norte de la ciudad), Sidi Moctar (noreste) y Alpha Moya, y prometieron hacer lo mismo con lugares similares:"Ansar Din destruirá hoy todos los templos y mausoleos de la ciudad. Todos los santuarios sin excepción", dijo este sábado por la mañana Sanda Uld Bumana, un portavoz de este grupo armado. Como sabéis, Ansar Din y varios grupos armados tomaron el control del norte de Malí hace tres meses, pocas semanas después de un golpe de estado militar, el 22 de marzo, y se disputan el territorio con los rebeldes tuareg, separatistas y laicos. Por su parte la UNESCO condeno el salvajismo cometido: "Me preocupa muchísimo la información que indica que los mausoleos de Sidi Mahmud, Sidi Moctar y Alpha Moya han sido destruidos", dijo la directora general de la organización, Irina Bokova, en un comunicado."No hay justificación alguna para esas destrucciones sin sentido. Pido a todas las partes implicadas en el conflicto que detengan estos actos terribles e irreversibles y que hagan prueba de la responsabilidad que les incumbe en la protección de este valiosísimo patrimonio cultural" añadió. Según la misión cultural de Timbuktu, 16 mausoleos de esta ciudad en el borde del Sahara, llamada "la ciudad de los 33 santos", están en la lista del patrimonio mundial.
Fundada entre el siglo XI y el siglo XII, según los documentos, por los tuaregs, fue un gran centro intelectual del islam y una antigua metrópolis mercantil próspera gracias a las caravanas. Sus tres grandes mezquitas, pero sobre todo decenas de miles de manuscritos, algunos de los cuales datan de la era anterior al islam, son un testimonio de su antiguo esplendor y de su edad de oro en el siglo XVI. La Tumba de los Askia, edificada en 1495 en la región de Gao, incluye un sepulcro piramidal y una mezquita. Estos monumentos siempre han suscitado el rechazo de los elementos más rigoristas del islam suní,cuya estrecha visión de la religión les lleva a considerar idolatría y herejía cualquier otra forma de culto o adoración que se separe del más estricto monoteísmo.Ahora se dedican a su destrucción sistemática sin importarles las consecuencias y lo que representan. Pero ¿que más se podía esperar de estos salvajes? Ya lo vimos en Afganistán con los Budas de Bamiyan, volados con dinamita y reducidos a escombros en medio del repudio internacional. Esperemos que este acto de barbarie no quede impune.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...