TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 22 de junio de 2012

DE BABEL A DUBAI: La fascinación del hombre por alcanzar el cielo


La aspiración e incluso fascinación que ha ejercido en la humanidad la construcción de edificios cada vez más altos centra la exposición "Torres y rascacielos. De Babel a Dubái", un recorrido desde el mito de la torre bíblica hasta la de Burj Khalifa, que con 828 metros constituye el "techo" del mundo.Esta exposición, que se presenta en el CaixaForum de Barcelona hasta el 9 de septiembre y que después viajará a Madrid, acoge unas 200 obras, entre maquetas, fotografías, grabados, pinturas, dibujos y proyecciones que muestran la evolución histórica de los grandes edificios y su expansión a nivel planetario. Los comisarios de la exposición, Robert Dulau, conservador jefe de Patrimonio en Francia y el historiador de arquitectura Pascal Mory, han señalado en su presentación que ésta pretende ofrecer una perspectiva histórica del deseo humano de superar barreras constructivas y mostrar también la dimensión estética de estos edificios. La exposición se articula en siete ámbitos ordenados cronológicamente, desde el mito de la Torre de Babel, fuente de inspiración de artistas desde la Edad Media, el dedicado a "Catedrales, torres y minaretes", sobre las construcciones religiosas que homenajean a la divinidad, o un espacio dedicado a la Torre Eiffel, hito de la ingeniería del siglo XIX. Siguen en el recorrido "La primavera de los rascacielos. 1885-1919", sobre los primeros grandes edificios modernos tras la invención del ascensor y el uso de las primera vigas metálicas, y la consolidación de este modelo con la construcción de los rascacielos más emblemáticos, como el Rockefeller Center, el Chrysler Building y el Empire State Building, símbolo durante años del poder y la pujanza de los Estados Unidos.La proyección del modelo norteamericano en el período 1939-1976 supone el penúltimo ámbito de la exposición, antes del espacio dedicado a la difusión planetaria de los rascacielos durante el período 1973-2013. En este período, las ciudades de Asia y Oriente Medio toman el relevo a las urbes estadounidenses y construyen edificios aún más altos, como la Jin Mao Tower de Shangai (421 metros), las Torres Petronas de Kuala Lumpur (452 metros) y la Torre Taipei (509 metros). Finalmente, en el año 2009 se traspasa un nuevo límite con la finalización de la impresionante torre Burj Khalifa de Dubai, de 828 metros, con la que parece cerrarse un ciclo en la misma área geográfica donde se habría iniciado la Torre de Babel. Entre las maquetas expuestas destacan una recreación en tres dimensiones de la Torre de Babel pintada por Pieter Brueghel el Viejo en 1563, también de la ETSAV, o la maqueta original del Empire State Building, construida en madera y yeso y cedida por el Museo de la ciudad de Nueva York. Esa osadía por conquistar el cielo fue castigada en el pasado. Pero lejos de escaldar, el deseo de las personas por aproximarse a las nubes y vencer los límites materiales, esa desmesura de ingenio y cálculos milimétricos, se ha potenciado con el paso de los siglos dando lugar a verdaderas maravillas y consolidándose como icono del dominio y la modernidad
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...