TIEMPOS DEL MUNDO

lunes, 7 de mayo de 2012

EL ARCO DE LA VICTORIA: Un monumento conmemorativo que merece ser rescatado del olvido

Venga,de seguro muchos se sorprenderán por el titulo porque proviene de un “progre”. o al menos así me identifico, pero vamos,lo he visto tantas veces y me he acostumbrado a el,que me parecería adecuado que dicho monumento - no por lo que políticamente representa,sino únicamente por su indudable valor artístico - merezca ser salvado del abandono en el que se encuentra y convertirlo en un mirador desde la cual podemos ver una magnífica vista de la ciudad. Ubicado en la Calle de la Princesa en el barrio de la Moncloa ,a inmediaciones de los Nuevos Ministerios, el arco de 38 metros de altura, fue construido entre 1953 y 1956 por órdenes de Francisco Franco como conmemoración a la victoria del fascismo en la Guerra Civil Española, bajo la dirección de los arquitectos Pascual Bravo y Modesto López Otero. En ella pueden apreciarse diferentes elementos escultóricos como los relieves de Moisés de Huerta, claves de las victorias de José Ortells y una cuadriga que remata el monumento.En su interior existe una sala de exposiciones que oficialmente permanece cerrado al publico, pero que hoy se encuentra en un abandono total: Cristales rotos, escombros, basura, grafittis, una placa conmemorativa hecha pedazos, y un olor muy desagradable. Al intentar subir las escaleras, para acceder a la parte mas alta del monumento donde se ubica la cuadriga, uno se encuentra con la oscuridad más absoluta, y dado su peligrosidad es imposible hacerlo. Según tengo entendido, nadie quiere hacerse cargo de su mantenimiento. Precisamente en el Consorcio Urbanístico de la Ciudad Universitaria (propietario del monumento) se conservan enormes acuarelas del proyecto original en las que se pueden ver la escalera y los murales alegóricos que nunca se colocaron en la sala de exposiciones. El Arco del Triunfo se proyectó en los cuarenta para conmemorar la victoria en la Guerra Civil, pero tardó una década en acabarse y nunca se inauguró oficialmente. En los planos del arco se puede ver dibujada una estatua ecuestre del dictador que nunca se colocó en la explanada de la plaza (y que fue la que acabó frente al Ministerio de Vivienda). El proyecto era aún más grandilocuente de lo que se construyó ya que el arco formaba parte de un eje triunfal que arrancaba en el monumento circular a los Caídos (nunca terminado) y acababa a kilómetros, en la Cruz del Valle de los Caídos, donde hoy reposan los restos del “Generalísimo”.Nada discreto, digo yo. Como dije anteriormente, soy de la opinión de conservarlo a pesar de la polémica Ley de la Memoria Histórica, por estar catalogado como un Monumento histórico Artístico de nivel 1.Aquí entra a tallar la política y es que tanto la Ciudad Universitaria, el Consorcio de Transportes y el Ayuntamiento se pasan la pelota a la hora de señalar quién debería hacerse cargo del mantenimiento de una obra de exaltación al fascismo. ">Venga hombre, dejen la hipocresía de lado y los fachas que ahora desgobiernan España, bien pueden hacerlo, ¿o es que acaso Franco no es su mentor ideológico? Vamos, no sean desagradecidos con su Caudillo.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...