TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 29 de junio de 2018

THE LONDON MASTABA: Un extravagante sueño de Christo hecho realidad

Tras décadas de planificación, el célebre artista Christo (Bulgaria, 1935) ha finalmente creado e instalado una escultura temporal hecha con barriles de petróleo en el Hyde Park de Londres, titulada The London Mastaba, cuya forma está inspirada en las construcciones funerarias del Antiguo Egipto. Flotando en el lago Serpentine desde el pasado lunes 18 de junio, se trata de la primera gran obra al aire libre de Christo en el Reino Unido. La escultura, que permanecerá en el lago hasta el 23 de septiembre del 2018, coincide con una exposición de Christo y Jeanne-Claude (1935-2009) - su compañera de toda la vida - en las Serpentine Galleries, que incluye esculturas, dibujos, collages y fotografías que abarcan más de 60 años de trayectoria. Tanto la gran escultura flotante como la exposición se basan en el histórico uso de barriles de petróleo por parte de los artistas. The London Mastaba consiste en 7.506 barriles de petróleo, especialmente fabricados y pintados para Christo, y están apilados horizontalmente sobre una plataforma flotante en el lago Serpentine. Tiene 20 metros de alto por 30 metros de ancho por 40 metros de largo. Su peso es de 660 toneladas. La forma, mastaba, viene de la estructura mesopotámica instalada frente a las casas para ser usada por los viajeros como banco de descanso, un término que luego se utilizó para las tumbas de los faraones egipcios. “Durante tres meses, The London Mastaba formará parte del entorno del Hyde Park, en el centro de Londres. Los colores se transformarán con los cambios de luz, y su reflejo en el lago Serpentine será como una pintura abstracta” aseveró. Desde 1958, Christo y Jeanne-Claude habían estado trabajando con barriles de petróleo, configurándolos en dos formas básicas dominantes: el muro y la mastaba. Pero no es sino hasta finales de los años 60 cuando empiezan a buscar el lugar apropiado para crear e instalar una mastaba en su versión flotante. La exposición en las galerías de la Serpentine narran precisamente esta historia de intentos, éxitos y fracasos, como ha sido lo habitual en la trayectoria de Christo y Jeanne-Claude, quienes a menudo han enfrentado obstáculos relacionados con permisos y otros trámites burocráticos y de seguridad para instalar sus monumentales obras de arte público: en 50 años de carrera, son 23 las obras que llegaron a materializarse, otras 47 no corrieron con la misma suerte. En París, en 1962, un año después de que se construyera el Muro de Berlín en agosto de 1961, Christo y Jeanne-Claude completaron el Muro de Barriles de Petróleo – La Cortina de Hierro, que bloqueó la calle Visconti con sus 89 barriles. En junio de 1967, luego de la Guerra de los Seis Días en el Canal de Suez, los artistas propusieron cerrar el canal con un muro de diez millones de barriles de petróleo. El proyecto nunca se realizó. Christo y Jeanne-Claude hicieron su primera mastaba en 1961, en el puerto de Colonia (Alemania), y luego, en 1968, concretaron otra de mayor tamaño, construida con 1.240 barriles de petróleo de múltiples colores. Se instaló en el atrium del Institute of Contemporary Art, en Filadelfia. Un proyecto aún más ambicioso fue The Wall (1999), una instalación hecha con 13.000 barriles al interior del Gasómetro Oberhausen, en Alemania, uno de los tanques de gas más grandes del mundo. Desde entonces, Christo y Jeanne-Claude intentaron construir una mastaba aún mucho más grande en el espacio público. Quizás sea la que se busca instalar en Abu Dabi - gran país petrolero, aunque las referencias geopolíticas de este proyecto no son explícitas por parte de Christo -, compuesta por 410.000 barriles, y para la que se han estado solicitando permisos desde 1977. Esa mastaba sería permanente y constituiría “la escultura más grande del mundo”. La construcción de The London Mastaba comenzó el 3 de abril del 2018 por un equipo de ingenieros de varias empresas y, según el comunicado de prensa de la Serpentine, todos los materiales utilizados están certificados como de bajo impacto ambiental para preservar el ecosistema del lago. Al igual que con todos los proyectos de Christo y Jeanne-Claude, éste se ha financiado en su totalidad mediante la venta de sus obras de arte originales. El artista no utiliza dinero público para sus proyectos y no acepta patrocinios. Christo ha reivindicado su libertad como artista y recordó que creció en un tiempo terrible en la Bulgaria estalinista, de donde consiguió escapar con 21 años para ser un artista libre, sin restricciones. "Amo el mundo real. No soporto la vida virtual. Me gusta ver cosas reales porque el mundo del arte está lleno de cosas virtuales e insensibles, aquí estamos con el viento, el sol, la humedad, el frío... cosas reales", manifestó. Christo y su mujer Jeanne-Claude, formaron una de las parejas más destacadas del conocido como Land Art, una corriente de arte contemporáneo en la que el paisaje y la obra de arte están estrechamente vinculados. El matrimonio cubrió con tela el Puente Nuevo de París en 1985 y, diez años después, hicieron lo mismo con el edificio del Reichstag de Berlín, entre otras muchas creaciones artísticas en distintas ciudades del mundo, como Nueva York o Sídney.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...