TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 14 de octubre de 2016

LOS GUERREROS DE TERRACOTA: Un ejército que llegó desde las tinieblas

Una noticia proveniente de China indica que los antiguos escultores griegos podrían haber inspirado las famosas esculturas chinas: los más de 8.000 guerreros de terracota, que llevan más de 2.000 años vigilando la tumba del primer emperador de China. En efecto, los arqueólogos e historiadores que han estado estudiando las figuras creen que deben su aspecto sorprendentemente realista a la influencia de artistas llegados desde la Antigua Grecia a China, informó 'The Guardian'. Li Xiuzhen, uno de los principales arqueólogos del lugar, aseguró que los recientes descubrimientos, incluidos rastros de ADN de europeos recuperados en varios lugares de la región de Xinjian (sudeste) que datan de los tiempos del primer emperador, llaman a revisar la suposición tradicional sobre el nivel de contactos entre Asia y Europa, la cual se remontaría a 1.500 años antes de los viajes de Marco Polo. “Contamos con pruebas de que había contactos estrechos entre la China del primer emperador y Occidente antes de la apertura formal de la Ruta de la Seda. Estos existían mucho antes de lo que se pensaba", apuntó el investigador. "Ahora creemos que los Guerreros de terracota, los acróbatas y las esculturas de bronce hallados en este sitio fueron inspirados por las esculturas y el arte de la Antigua Grecia", subrayó. Como sabéis, los Guerreros de terracota son un conjunto de más de 8000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real, que fueron enterradas cerca del primer emperador de China de la Dinastía Qin, Qin Shi Huang, en 210-209 a. C. Se encuentran dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang, también conocido como Mausoleo del Primer Emperador Qin. Fueron descubiertos en 1974 y están considerados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Enterrando estas estatuas se creía que el emperador seguiría teniendo tropas bajo su mando. El ejército de terracota fue enterrado en formación de batalla en tres fosos, un kilómetro y medio al este de la tumba del emperador, que a su vez dista 33 km al este de Xi'an. Los tres fosos tienen entre 4 y 8 metros de profundidad. El primer foso fue descubierto en 1974 de forma casual. En esa zona se habían encontrado ya algunos restos, a los que no se les había dado demasiada importancia, hasta que la noticia del hallazgo del nuevo foso llegó a oídos de un arqueólogo que inició la excavación. El foso tiene una superficie de 200 metros por 50 y contiene más de 7500 guerreros, algunos de ellos aún por desenterrar. Las figuras son a tamaño natural: miden 1,80 metros de altura y están equipados con armaduras fabricadas también con terracota. La fosa se abrió al público en 1979. Cada una de estas figuras tiene rasgos y características diferentes: bigotes, peinados, jóvenes, viejos, rasgos de etnias diferentes. Las cabezas y las manos se moldeaban aparte y luego se añadían a los cuerpos. Los uniformes reflejan también los rangos militares a los que pertenecen. La segunda fosa abierta al público contiene 69 figuras y es conocida como “la fosa de los generales”. Se cree que representa al Estado Mayor del ejército. También son visibles las figuras de cuatro caballos. La última fosa contiene unos 1000 guerreros, muchos de ellos sin restaurar. En 1980 se descubrieron dos carros de bronce pintados. Cada uno de los cuales está formado por más de 3000 piezas. Los cuatro caballos de cada carro están guiados por un conductor imperial. Según algunos estudios, el primero de estos carros serviría para allanar el camino del séquito del emperador, mientras que el segundo sería el carro en el que el monarca dormía. Los carros, a la mitad aproximada del tamaño real, tenían incrustaciones de plata y oro. Curiosamente, la cámara funeraria aún no ha sido abierta, ignorándose su contenido. Su superficie, de 56 kilómetros cuadrados, lo convierte en el mausoleo subterráneo más grande del mundo.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...