TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 21 de octubre de 2016

GRANDES FRAUDES DE LA ARQUEOLOGIA: Las Piedras Grabadas de Ica


Se trata de una colección de piedras del tipo andesita provenientes del Perú  consideradas un fraude por la ciencia y que se caracterizan por estar decoradas con supuestos antiguos dibujos de dinosaurios y artefactos tecnológicos avanzados. Fue un medico peruano - Javier Cabrera - quien ideo este engaño y dio a conocer estas piedras. El afirma haber recibido una ‘extraña’ piedra grabada como regalo de cumpleaños. Posteriormente dice que logró ‘identificar’ el grabado como el dibujo de un pez que se había extinguido hacía millones de años. Sin embargo, a pesar de que han tratado de convencer a los incautos de que estas piedras son antiguas, la comunidad científica luego de estudiarlas, ha demostrado fehacientemente que se trata de un fraude. Efectivamente, las piedras representan una amplia variedad de escenas inverosímiles entre si: dinosaurios, tecnología avanzada, cirugías al corazón, mapas, y hasta pornografía. Si bien estas imágenes grabadas pueden ser ambiguas, muestran conocimientos de cosas que, según la ciencia moderna, son totalmente anacrónicas. Cabrera describió muchas de las escenas en un ensayo, para poder contar la historia de la supuesta civilización que, según él, había creado las piedras. Creía que estas tecnologías antiguas pertenecieron a lo que él llamó el Hombre del Gliptolítico, una supuesta raza extraterrestre. Según la ‘historia’ descrita -inventada es la mejor palabra - por Cabrera, esta raza habría llegado hace mucho tiempo, el suficiente como para coexistir con los dinosaurios, y creó genéticamente al hombre moderno. Algún tiempo después, se habrían marchado a otro planeta, antes de que ocurriera alguna catástrofe planetaria. Según se dice, estas piedras habrían sido encontradas en cuevas y corrientes de agua. Pero al ser rocas y no contener ningún material orgánico, no se les puede aplicar la datación por carbono 14. Además, los lugares donde supuestamente se hallaron no han sido revelados, con lo que tampoco es posible averiguar su edad basándose en su estrato geológico. Sin embargo, asumiendo que las rocas fueran tan antiguas como se dice, los grabados no tendrían por que ser de la misma época, ya que no están directamente relacionadas ambas dataciones de fecha. Actualmente dichas piedras son vendidas como baratijas a los turistas quienes los adquieren considerándolos una curiosidad. Por supuesto que existe gente que aún cree en su ‘autenticidad’, pero los anacronismos encontrados en dichas piedras los hace más que discutibles.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...