TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 11 de septiembre de 2015

IMPRESIONANTE: El Palacio Potala, un símbolo del budismo tibetano

Considerada la máxima expresión de la arquitectura tibetana y residencia de los Dalái Lama desde que Lozang Gyatso lo fundara en el siglo XVII (año 1648) en Lhasa, la capital del Tíbet, el Palacio Potala es un monumento que se sitúa sobre la montaña llamada Hongshan, a una altura de 3.650 metros sobre el nivel del mar. Abarca un área de 410.000 metros cuadrados y tiene una superficie edificada de 130.000 metros cuadrados. Clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año1994, dicha declaración fue ampliada en los años 2000 y 2001 para abarcar a los monumentos vecinos del Palacio Norbulingka y el Templo de Jokhang. El Palacio Blanco o Potrang Karpo constituye la residencia del Dalái Lama. Comenzó a construirse durante el gobierno del Quinto Dalái Lama, trasladándose aquí con su gobierno en 1649. A comienzos del siglo XX alcanzó sus dimensiones actuales gracias a la reforma efectuada por el decimotercer Dalái Lama. El palacio siempre tuvo usos seculares, conteniendo habitaciones, oficinas, un seminario y una casa de imprenta. Un patio central conocido como Deyangshar separa las habitaciones del Dalái Lama y de sus monjes del Palacio Rojo, la parte del Potala dedicada completamente al estudio y la oración. Este contiene la stupa dorada del octavo Dalái Lama, la sala de asambleas monacal, numerosas capillas y santuarios, y bibliotecas con importantes escritos budistas, como la Kangyur, con 108 volúmenes, o la Tengyur, con 225. Asimismo, aquí se encuentra el mural con la famosa escena del Emperador Shun Zhi en Beijing sobre el muro este de la entrada. Las columnas están recubiertas con finos tejidos hechos especialmente en Bhután para este palacio. El edificio amarillo al lado del Palacio Blanco alberga las grandes banderas con símbolos sagrados que se cuelgan en la fachada meridional durante los festivales de Año Nuevo. Los budistas tibetanos consideran que los Dalai Lamas son emanaciones del Buddha Avalokiteśvara. El Dalai Lama es el patrono del Tíbet y se cree que, tras su muerte, su conciencia tarda un intervalo de cuarenta y nueve días, a lo sumo, para nacer de nuevo en un niño que ya desde su nacimiento puede dar señales de su carácter especial. Si bien el Dalai Lama es el líder político tradicional del pueblo tibetano, también es el líder espiritual de todos los seguidores del lamaísmo ó budismo tibetano, tanto en los países de mayoría lamaísta como Mongolia o Bhután, como entre las comunidades de budistas tibetanos de todo el mundo. Considerado sagrado por los budistas, las construcciones del Potala siempre muestran su encanto peculiar e histórico a los visitantes. "Es el palacio ubicado a la mayor altura sobre el nivel del mar en el mundo", dijo el director de administración de la instalación, "lo maravilloso es que no se sabe cómo fue construido. Nadie puede imaginarse cómo la gente llevaba los grandes bloques de piedra a la montaña Roja" indicó.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...