TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 23 de agosto de 2013

GRANDES FRAUDES DE LA ARQUEOLOGÍA: El Mapa de Vinlandia

Alrededor del mundo se dan infinidad de descubrimientos arqueológicos, los cuales nos dan más pistas de nuestros antepasados, ya que aprendemos de los fósiles, pinturas y ruinas, para así darnos una idea de cómo era la vida en la antiguedad. Sin embargo, no siempre lo que se descubre es cierto, hay ocasiones que "los descubrimientos arqueológicos" son un fraude, creados con el único fin de alterar la verdad y deformar la historia. Es por ello que hemos preparado una selecta recopilación de los fraudes arqueológicos más famosos, los cuales estaremos dando a conocer en el transcurso de las semanas. El primero de la serie es el llamado mapa de Vinlandia, el cual se trata de un plano medieval en pergamino, fechado en 1440, en el que además de Islandia y Groenlandia, figura Vinlandia, el lugar de Norteamérica en el que recalaron, según las crónicas, los vikingos. Fue dado a conocer públicamente en 1965.Sin embargo durante mucho tiempo ha estado en entre dicho su autenticidad y recientemente se ha comprobado que el mapa es una falsificación. En efecto, según informa The Sunday Times, un investigador escocés podría haber probado por fin, de manera definitiva, que el mapa de Vinlandia es falso. Este famoso mapamundi, ha hecho correr ríos de tinta desde su presentación al público por la Universidad de Yale en 1965. El texto y el trazado del mapa presentan varios anacronismos incompatibles con una fecha de realización tan antigua y, quizás la prueba de falsedad más importante presentada hasta la fecha, varios análisis químicos de la tinta han revelado que probablemente el mapamundi fue dibujado en el siglo XX. John Paul Floyd, investigador independiente afincado en Glasgow, ha descubierto ahora que los manuscritos medievales con los cuales está encuadernado el mapa fueron expuestos al público en 1892 en la Exposición Histórico-Europea de Madrid. Todo indica que no había ningún mapamundi entre ellos en ese momento, por lo cual se puede concluir que fue dibujado más tarde. El volumen había sido cedido para la exposición por la Seo de Zaragoza, y se da la circunstancia de que en los años 1950 fueron robados de ella cientos de libros y manuscritos antiguos. En 1964 se condenó por este robo al italiano Enzo Ferrajoli, que no es ni más ni menos que la persona que vendió el mapa de Vinlandia en 1957 a un tratante que a su vez se lo vendió a Yale. Nunca se había sabido de dónde lo había sacado Ferrajoli; el hallazgo de Floyd aclara ahora este enigma. Floyd también ha encontrado indicios en el trazado del mapa que delatan que el falsificador quiso copiar el mapamundi de Andrea Bianco de 1436 pero usó para ello una reproducción publicada en 1782, que presenta pequeñas diferencias con el original. Al menos una de esas diferencias se observa también en el mapa de Vinlandia. Floyd está terminando un libro, en el que presentará los resultados detallados de sus pesquisas. Por más que algunos pretendan hacernos creer lo contrario, el llamado mapa de Vinlandia es un fraude.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...