TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 3 de junio de 2016

ROYAL OAK PERPETUAL CALENDAR YELLOW GOLD: Un mega exclusivo reloj de Audemars Piguet en oro de 18K

Cuando Audemars Piguet presentó su reloj Royal Oak Perpetual Calendar, una interpretación de la complicación clásica en 1972, todos quedaron perplejos. En efecto, el Royal Oak fue el primer reloj de lujo en tratar el acero inoxidable de la misma manera que un metal precioso, mostrando una apariencia pulida y decorada. Luego de hacer algunos cambios, el fabricante de relojes suizos decidió tomar un giro inesperado una vez más al presentar los tonos cálidos y brillantes del oro amarillo en su más reciente reloj, simplemente llamado Royal Oak Perpetual Calendar Yellow Gold. El reloj de cuerda automática viene con un calibre 5134, completamente visible a través de una caja de cristal de zafiro anti-reflejos, un movimiento que está basado en su predecesor, el calibre 2120, el cual late a 19,800 vph (2.75 Hz), aunque ha sido ajustado para que calce con la caja actualizada de 41 mm. La esfera decorada “Gran Tapiz” se ve realmente fascinante, al mismo tiempo que hace alarde de una vibra elegante y minimalista. El Audemars Piguet Royal Oak Perpetual Calendar Yellow Gold viene en una lujosa caja junto con un mecanismo de rebobinado de reloj. En cuanto al precio de este exclusivo reloj, es de $95,700 (€85,285). Como sabéis, la historia de la marca se remite a 1875, cuando dos apasionados de Alta Relojería, Jules-Louis Audemars y Edward-Auguste Piguet, tomaron la decisión de unir sus competencias con objeto de concebir y producir en el valle de Joux, región que vio nacer a la Alta Relojería, relojes complicados. Su determinación, imaginación y disciplina les permitieron conseguir rápidamente el éxito y que la han sabido mantener por décadas. En la actualidad, Audemars Piguet sigue siendo la mas antigua manufactura de Alta Relojería que no ha abandonado el patrimonio de las familias fundadores. Su capacidad de innovación, su carácter independiente y el valor de colecciones que ya se han convertido en iconos para los amantes de relojería, la sitúan entre las manufacturas más representativas de la Alta Relojería suiza. Algo de lo cual los descendientes de Jules-Louis Audemars y Edward-Auguste Piguet, aún al frente de la empresa, pueden sentirse realmente orgullosos. Venga ya, a diferencia de los coches, ordenadores o smartphones bañados en oro - que personalmente me parecen una extravagancia - estos relojes son de por si una obra de arte y bien que valen cada centavo de lo que piden por ellos ¿no lo creen ustedes?
FF Paris pour Audemars Piguet - « Royal Oak... por strategies-creations
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...