TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 26 de abril de 2013

SANTA SOFIA : Una maravilla del Arte Bizantino

Durante mi año sabático tuve la oportunidad de viajar por lugares exóticos y a su vez fascinantes. Una de ellas es Constantinopla (Estambul) la cual tiene la particularidad de estar ubicada estratégicamente en la ribera del Bósforo uniendo dos continentes. Me llamo mucho la atención sus enormes mezquitas cuyos minaretes se elevan en el cielo y le dan un aire oriental a la ciudad a pesar de estar ubicada en suelo europeo. Entre ellas destaca la antigua Basílica cristiana de Santa Sofía – convertida en mezquita tras la caída de la ciudad en manos de los turcos en 1453 y hoy convertida en museo – cuya grandiosidad y majestuosidad impresiono tanto a los invasores que fue imitada mas tarde por sus arquitectos para levantar enormes construcciones que rivalizasen con ella, como la llamada Mezquita Azul.. Famosa por su enorme cúpula, está considerada como el epítome de la arquitectura bizantina, El edificio actual fue reconstruido entre 532 y 537 por orden del emperador bizantino Justiniano I y cuyo diseño es obra del arquitecto y físico jonio Isidoro de Mileto y del matemático y arquitecto lidio Antemio de Tralles. Su gloria se eclipso en 1453 cuando Constantinopla fue conquistada por los turcos bajo las órdenes del infame sultán Mehmed II, quien tras la caída de la ciudad entro a caballo a la Basílica profanando el edificio sagrado - la cual se encontraba repleta de aterrorizados ciudadanos bizantinos que se habían refugiado allí esperando en vano un milagro del cielo para salvarlos de las salvajes hordas turcas - desatándose una carnicería en ella. Tras el genocidio cometido, este maldito criminal ordeno el saqueo de sus invaluables tesoros así como la destrucción de todos los símbolos cristianos, decidiendo que desde ese momento el templo se convertiría en una mezquita.. Durante el dominio otomano se le añadieron detalles arquitectónicos islámicos tales como el mihrab, el minbar y los cuatro minaretes que hoy le son tan característicos, los cuales es bueno recalcarlo no existían antes, como lo muestra el vídeo al final de la nota. El edificio se mantuvo como mezquita hasta 1931, fecha en que fue cerrado al público por el gobierno hasta su reapertura, ya como museo, en 1935. .Convertida en la mezquita principal de Constantinopla durante casi 500 años, Santa Sofía sirvió como modelo para muchas otras mezquitas otomanas de la ciudad , como la Mezquita Azul , la Mezquita Sehzade, la Mezquita de Solimán, la Mezquita Rüstem Pasha y la Mezquita Kiliç Ali Pasha las cuales rivalizaron en belleza y majestuosidad con Santa Sofía ya que cada sultán pretendía que la suya era la mejor. Sin embargo, Santa Sofía por su historia es única, Vista desde afuera, no da ninguna pista de la maravillosa ornamentación y mosaicos que guarda en su interior. De hecho entre ellas se conserva una de las representaciones de Cristo Pantocrátor más bellas del arte bizantino. Su buena iluminación y la imponente altura de su cúpula de más de 56 metros hacen de Santa Sofía una visita obligada en la antigua Constantinopla. ¿Volverá alguna vez a ser consagrada como una basílica cristiana y la ciudad podrá recuperar su histórico nombre? Ya en los tiempos de Catalina II de Rusia se intento hacerlo, pero la oposición de las potencias occidentales impidió que los rusos - como herederos de Bizancio - liberaran la ciudad del dominio turco y vengaran a los bizantinos. A que se perdió una magnífica oportunidad de expulsarlos en ese momento ¿no os parece?
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...