TIEMPOS DEL MUNDO

martes, 12 de febrero de 2013

EL ANILLO DEL PESCADOR: Un símbolo de autoridad del Papa

En estos días es inevitable no hablar sobre la abdicación de Benedicto XVI al trono del Vaticano. Si bien aquí no vamos a referirnos a las profecías de San Malaquias relativas al tema, ni a las implicancias políticas de su renuncia - en medio de un escándalo desatado por las luchas internas dentro de la corrupta y decadente Iglesia Católica como por las gravísimas acusaciones de pederastia que pesan sobre ella - queremos enfocarnos en un símbolo de su Poder como es el llamado Anillo del Pescador. o Pescatorio (en latín, Anulum Piscatoris) Se trata de un anillo usado exclusivamente por el Papa quien, como “sucesor de San Pedro”, se considera la cabeza visible de la Iglesia Católica. Su nombre se debe al antiguo oficio de pescador de Pedro, el considerado primer papa, aunque el nunca se llamo así, El anillo del Pescador tiene la particularidad de ser único ya que es hecho ex profeso para cada Sumo Pontífice, Creado por el orfebre Claudio Franchi, contiene 35 gramos de oro y es rico en símbolos. La imagen en el anillo muestra San Pedro echando una red para pescar, mientras que la forma elíptica del anillo alude a la Plaza de San Pedro con sus soportales diseñada por Gian Lorenzo Bernini. El anillo tiene la imagen de dos peces estilizados; donde las aletas se tocan está grabada la cruz del Palio. Se utiliza como “sello” porque sirve para certificar importantes documentos y Bulas Papales por lo que es destruido a la muerte del Papa para evitar las falsificaciones. Su origen se remonta a mediados del Siglo XV donde el Papa Eugenio IV instauro esta costumbre, la cual se sigue llevando a cabo desde entonces muerte tras muerte.Con el cadáver aun insepulto del Papa, el cardenal Camarlengo es el encargado de sacárselo del dedo y proceder a destruir el anillo. Para ello lo golpea con un martillo de plata y marfil hasta que el sello quede inutilizado. Esto forma parte del rito, y es exactamente eso, porque con el oro de ese anillo se funde el anillo del sucesor, que lo recibirá en su mano en la ceremonia de inauguración del pontificado.En este caso sin embargo con la renuncia – y no muerte – de Ratzinger, se da un hecho inédito, motivo por el cual luego de ser analizada por varios expertos vaticanos, se ha llegado a la conclusión de destruirlo después del 28 de febrero, fecha en que Benedicto XVI dejaría el Pontificado. En cuanto a los demás ornamentos papales, como su fina indumentaria así como los cetros, coronas y Tiaras hechos de oro y adornados con diamantes y piedras preciosas, pasaran a formar parte del Museo Pontificio. Y luego dicen que El Vaticano no tiene dinero para atender a los necesitados y desposeídos a los cuales dicen representar, cuando bien pueden ofrecer todas esas joyas en una subasta de Cristhie’s - por ejemplo - y sacar buena pasta por ello.¿No os parece?
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...