TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 3 de agosto de 2012

UNA JOYA QUE ENTRA POR LOS OJOS: Crean unos lentes de contacto de oro


Uno nunca sabe cuando puede surgir algún imprevisto. Sucede que durante mi vuelo de regreso,la azafata tuvo la amabilidad de alcanzarme unas revistas y entre ellas encontré la última edición de Vogue. No se crea ni por un momento que sea aficionado a la prensa rosa, nada que ver, solo lo hojee por curiosidad y encontré una nota que me llamo la atención. Era la entrevista a una diseñadora estadounidense - Jules Kim es su nombre - en la cual da a conocer sus “ultimas creaciones” entre las cuales esta nada menos que la de unos lentes de contacto hechos de oro puro. Por lo visto la vanidad no conoce de crisis y puede obligar a uno a realizar gastos innecesarios y superfluos que no tienen ninguna utilidad práctica, ya que exclusivamente están hechos para satisfacer el ego del que lo adquiere, sin importar el precio. Volviendo a la nota, resulta que dicha diseñadora ha puesto a la venta esta joya que le va como anillo al dedo a quienes adoran decorar su cuerpo. El objeto es mucho más peculiar que los diamantes o las piezas dentales de oro. Inspirada por el mítico rey Midas que según antiguas leyendas convertía en oro todo lo que tocaba. Es por ello que estos lentes de contacto de oro están diseñados para quienes quieran darse ese dudoso gusto. En general, la moda de introducir oro en su cuerpo, específicamente en los dientes, no es nada raro para los integrantes de la industria del espectáculo en los EE.UU. Pero introducir este metal radiante en los ojos es algo nuevo. Los lentes, que pesan 22 quilates, miden dos centímetros y cuestan 1.380 dólares, “garantizan a priori” - según su creadora - una visión de lujo. Sin embargo, diversos especialistas consultados al respecto, recomiendan tajantemente no llevarlas, ya que afectan negativamente a la salud. Se informa que, como muchos otros objetos de lujo, estos lentes son más bien piezas de estilo creadas para ser expuestas, y no precisamente en los ojos de su dueño o dueña, para que una compra semejante merezca la pena. Si a pesar de todas estas objeciones, esta interesado en obtenerlas les recordamos que el tiempo estimado en recibir semejante regalito será de dos o tres semanas. Si queda ciego después de usarlo es problema suyo. Quizá entonces pueda pedir el bastón de lujo hecho de oro para que haga juego con sus “ojos” Lo que hay que leer...
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...