TIEMPOS DEL MUNDO

jueves, 25 de octubre de 2012

UGGIE MY STORY: Hasta las estrellas de cine caninas “publican” sus memorias

Una curiosa nota leida en The Guardian me anima a escribir sobre Uggie ¿lo recuerdan? Este adorable perro de The artist, que luego de convertirse en uno de los grandes protagonistas de la pasada ceremonia de los Oscar y de dejar sus huellas en una estrella del paseo de la fama de Los Ángeles, ahora lanza sus memorias, titulado Uggie: My story, en el cual este Jack Russell Terrier cuenta sus humildes comienzos y cómo llegó a la fama. Explica, además, detalles de sus encuentros con otras celebrities como George Clooney, Robert Pattinson o Reese Witherspoon, su compañera en el filme Water for Elephants, de quien dice que es «su amor, su vida» y a quién le dedica el libro. La escritora y periodista Wendy Holden ha sido la encargada de «transcribir» los ladridos de Uggie en estas memorias caninas, las más famosas después de las que publicó en 1992 el spaniel de Barbara Bush contando su experiencia en la Casa Blanca. Uggie, sin embargo, no pretende ser un best-seller,sino ayudar en el rescate y la adopción de animales. Y es que antes de estar delante de las cámaras y de pasearse por la alfombra roja, el animal fue abandonado por sus dos primeras familias por ser demasiado alocado.En efecto, en 2002, Omar von Muller, un entrenador de perros con más de 30 años de experiencia, recibió una llamada de un amigo que le contaba que una familia quería deshacerse de un bonito aunque imposible cachorro. «Era demasiado hiperactivo, loco, chiflado», afirma von Mulller. Pero Uggie le gustó y se lo llevó a su casa. Así, de estar a punto de ir a una perrera, Uggie pasó rápidamente a hacer anuncios y a interpretar pequeños papeles en películas como What's up, Scarlet?, o Mr. Fix It. No fue, sin embargo, hasta el 2011 cuando alcanzó la fama, primero con Agua para elefantes, y después con la oscarizada The artist, ganadora de cinco estatuillas. De hecho, y aunque sin éxito, hubo muchas peticiones para que se creara un categoría especial en los premios que pudiera reconocer la actuación del can. Si bien Uggie se quedó sin estatuilla, sí se hizo con la Palme Dog 2011 al mejor perro en el festival de Cannes y con el Collar de Oro en Los Ángeles. Con 10 años, y ya retirado de la industria cinematográfica, a Uggie, lejos de descansar, ahora le esperan unos meses de intensa actividad promocionando sus memorias. Eso sí, a todo lujo. «Los editores lo mandarán por todo el mundo en primera clase», dice Holden, la autora del libro, que afirma que los hoteles están preguntando por los requerimientos que precisará Uggie. «Sus cláusulas son muy reducidas, agua limpia, aire acondicionado o calefacción y una zona con hierba fresca», comenta la escritora. Lo cierto es que, aunque el quizá no lo sepa, Uggie ha cumplido su sueño americano y es toda una estrella. Bien merecido por cierto.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...