TIEMPOS DEL MUNDO

viernes, 19 de noviembre de 2021

LOS MARMOLES DE ELGIN: Un expolio consumado por el Reino Unido

A estas alturas de la historia, a nadie puede sorprender el vil comportamiento de los ingleses respecto a los tesoros expoliados de diversas partes del mundo a lo largo de la historia y que luego, alegando mil y un razones de lo más inverosímiles, se niegan a devolver lo robado a sus legítimos dueños. Uno de los casos más emblemáticos de ese continuo saqueo de obras de arte por parte de estos piratas, son los llamados Mármoles de Elgin. También conocidos como los Mármoles del Partenón, se trata de una colección de esculturas de mármol griego clásico (realizadas principalmente por el escultor griego Fidias y sus asistentes), inscripciones y piezas arquitectónicas que originalmente formaban parte del templo del Partenón y otros edificios de la Acrópolis de Atenas. Estos bloques fueron robados en 1801 por Lord Elgin, embajador británico en Constantinopla cuando Grecia estaba ocupada por el Imperio Otomano. Este afirmo “que pidió a las autoridades para tomar las figuras” aunque no existe ninguna prueba de ello. Es así como entre 1801 y 1805 Elgin saqueó la mitad de las esculturas más emblemáticas de las ruinas del Partenón. También sustrajo elementos arquitectónicos de edificios como el Erecteión, el Templo de Atenea Nike y la Propilea. Antes que los turcos se dieran cuenta del latrocinio cometido, Elgin ordeno el traslado de todo lo robado a Gran Bretaña y una vez llegados allí, un Comité Parlamentario determinó que el saqueo había sido realizado de “forma legal”. Por ley del Parlamento, las esculturas fueron expuestas desde entonces en el Museo Británico. Sin embargo, la controversia inmediatamente surgió ya que muchos dudan que Elgin verdaderamente hubiese obtenido un permiso del Sultán del Imperio Otomano, Selim III. Tras la independencia de Grecia en 1832, el Partenón se convirtió en un símbolo de independencia frente a Turquía. En el año 2009, a causa del deterioro de los mármoles que quedaban en Atenas, estos fueron trasladados al Museo de la Acrópolis. Cabe destacar que también hay mármoles repartidos por otros lugares emblemáticos del mundo, como el Louvre de París, o el Museo de la Ciudad del Vaticano. Mitsotakis ha ofrecido intercambiar los mármoles por otras piezas arqueológicas y arquitectónicas en su lugar. El Louvre decidió en el 2019 ceder ante la propuesta del ministro y devolvió algunos de los mármoles, mientras que el Museo Británico se niega a devolver lo que no les pertenece, a pesar de los insistentes pedidos de los griegos de que las esculturas de 2.500 años de antigüedad sean devueltas a Atenas, ya que los ingleses aseguran que “son de su propiedad”. Precisamente, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, aseguró en una reunión del pasado martes con el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, que la devolución de los mármoles del Partenón a Grecia depende “de la decisión del Museo Británico” y no es competencia del Gobierno británico, lo cual es falso. En marzo del 2021, Johnson declaró que los mármoles “habían sido adquiridos en el siglo XIX de forma legítima y que no deberían ser devueltos a su país de origen”. Estos mármoles corresponden a un friso que antes envolvía las paredes del Partenón y que muestra la procesión de una fiesta panatenaica en honor a la diosa Atenea. Fidias fue quien construyó el friso entre el 442 y el 338 a.C. Algunos de los motivos representados son criaturas mitológicas, seres humanos o animales. Paul Cartledge, profesor emérito de cultura griega en la Universidad de Cambridge, dijo que la responsabilidad en realidad no recae en el museo, sino en el gobierno británico, que deberá rescindir el acta parlamentaria de 1816 que dijo que era legal que los mármoles se quedaran en Reino Unido. ''Las negociaciones previas tienen que ser en última instancia de nación a nación, de Grecia a Gran Bretaña'', dijo el profesor. Como sabéis, el Museo Británico es uno de los más visitados del mundo a lo largo de los últimos años. Suele recibir hasta seis millones de visitantes al año en una temporada normal. Pero este lugar, que tiene una de las colecciones más fascinantes de objetos de la historia de la humanidad provenientes de todas partes del mundo, fue puesto en jaque debido al origen de estos tesoros - ya sean sumerios, asirios, babilónicos, egipcios, persas, griegos, indios, entre muchos otros - que son exigidos para que se devuelvan a sus lugares originales. Pero si lo hace algún día, el museo quedaría vacio para daros cuenta del grado de los delitos cometidos para acumular esas riquezas.
actualidad cultural
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...